Contra la Z

    Z: der letzte Buchstabe des Alphabets
    Von Martín Caparrós

    Siempre creí que había una conspiración contra la Z. Desde que era chico y miraba una serie de televisión –sí, entonces ya había televisión e incluso series de televisión– donde un policía enmascarado llamado Zorro, una especie de Batman californiano del siglo XIX, iba dibujando una Z con su espada en todas partes porque nadie le hacía caso, la Z me pareció una marca desdichado/aunglücklich; unseligdesdichada.

    Ahora, que he llegado hasta ella, decidí comprobarlo: tras una larga investigación, estar en condiciones dein der Lage sein zuestoy en condiciones de afirmar que ninguno de los 35 países de América y sus 35 capitales empieza con la letra Z, y sólo uno –uno sobre setenta– incluye una. Se llama Venezuela, y no es que le esté yendo tan bien. Aunque, quizá, la culpa no sea sólo de esa Z.

    Pero no me extraña que no haya países ni capitales en América que empiecen con la Z: la Z es triste, solitaria y final. Todos quieren ser la A, nadie la Z; todos quieren el principio, nadie el fin. La Z es la cifra de lo que se termina, y nos pasamos la vida haciendo como si no se terminara. Tenemos razón: aceptarlo sería insoportable y, como no lo soportamos, buscamos engañarnos. La historia de la cultura es la historia de los trucos que inventaron los hombres para creer que sus vidas no se acaban, que siempre hay algo más allá –que después de la Z viene la letra ∞–.

    No viene, no hay: ni letras más allá de la Z ni ninguna otra cosa. Pero, como nosotros tampoco lo soportamos, vamos a simular que sí: a partir del mes próximo retomaremos el abecedario desde la A y, en lugar de recorrer países y ciudades de América, intentaremos revisar historias de sus personajes destacados, sus héroes, sus canallas, sus pintores y escritores, sus músicas, sus jefas y sus jefes, sus farsantes.

    Será un modo de vencer a la Z, de empezar de nuevo.

    Antes se usaba “ceta" pero ahora se recomienda escribir zeta.

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >