Francisco: El nombre del Señor

    Über Papst Franziskus
    Von Martín Caparrós

    Se los ve tan serios y tan solemnefeierlichsolemnes, pero tie­nen una cos­tum­bre de chicos juguetones: cuando eligen a uno para que los mande, lo primero que hace el nuevo soberano es ponerse un nombre falso, lo que en otros escenarios se llamaría un nom de guerre. Así, Jorge Mario Bergoglio ya era cardenal, argentino y setentón/ona(ugs.) 70-jährigsetentón cuando decidió llamarse Francisco.

    Sus compañeros acababan de nombrarlo Papa y fue todo un shock: era la primera vez que un americano se coronaba rey de esa pequeña monarquía teocrática que maneja la administración de 44 la manzana(hier) Häuserblockmanzanas en Roma y el espíritu de mil millones de personas.

    Bergoglio había nacido en Buenos Aires en 1936 y tardó en hacerse sacerdote: fue ordenado jesuita a sus 33 años. Le fue bien: poco después, mientras un gobierno militar muy cercano a su iglesia mataba a miles, él ya era el provincial de la Compañía de Jesús, y con el tiempo fue obispo, arzobispo, cardenal, candidato.

    Era sencillo, campechano/aumgänglich, leutseligcampechano, inteligente, sonreidor; cuando los príncipes del Vaticano entendieron que tenían que recuperar el prestigio de su institución, más conocida por sus escándalos financieros y sexuales que por su la piedadFrömmigkeit; Mitleidpiedad, supusieron, supongo, que nadie mejor que un peronista. Cualquier argentino sabe lo que eso significa: alguien capaz de adaptarse a cualquier situación, alguien que sabe hacer todo lo que sea necesario para conservar el poder, alguien que sabe decir lo que otros quieren oír mientras hace lo que quiere. El nuevo Francisco se lanzarse con todo asich mit allem stürzen auf...lanzó con todo a su tarea.

    Ahora, después de cinco años, su la aureolaHeiligenscheinaureola inicial irse desvaneciendoallmählich verblassense va desvaneciendo. El Papa que se decía renovador chocó contra la resistencia conservadora y contra sus propios límites –pero mantiene una imagen favorable y ha hecho mucho para rescatar a su organización del el descréditoMisskredit, Verrufdescrédito–. Para eso lo eligieron, para eso, aquel día de marzo, en nombre del Señor, ese señor cambió su nombre y se volvió Francisco.

     

    ¿Sabía usted que...?

    En 2018 se estrenó el documental del director alemán Wim Wenders El Papa Francisco - un hombre de palabra (Papst Franziskus - Ein Mann seines Wortes). En la película podemos escuchar detenidamenteeingehenddetenidamente al Papa Francisco.

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >