Perú: El triunfo del ceviche

    Ceviche: Ein Gericht aus rohem Fisch, mit Zitronensaft und Gewürzen mariniert
    Von Martín Caparrós

    Perú penarschrecklich leidenpenaba. Ya casi nadie recordaba aquella frase castellana que, para calificar lo invalorableunschätzbarinvalorable, decía que "valía un Perú". Perú penaba: había perdido su poder virreinal y no había conseguido casi nada a cambio. Perú penaba: tenía paisajes increíbles, monumentos espectaculares, antiguas tradiciones, buena literatura. Pero no tenía, era verdad, esas cosas que se venden ahora: ni mujeres bonitas ni buen fútbol ni la tecnología puntaSpitzentechnologietecnología de punta ni playas con palmeras ni cantantes pop. Penaba: no encontraba qué ofrecer en el famoso mercado de las naciones. Hasta que a alguien se le ocurrió que podía reinventarneu erfindenreinventarla como un foco gourmet –y lo más curioso fue que lo logró.

    El pionero, hace ya más de veinte años, fue Gastón Acurio, un muchacho de clase alta limeña que se fue a Madrid a estudiar abogacía y terminó aprendiendo cocina en el Cordon Bleu de París. Después volvió a su país, abrió su restaurante, se hizo famoso y respetado, abrió más restaurantes por el mundo; ahora algunos dicen que podría incluso ser presidente de su país y que la idea no le disgusta. Lo cierto es que le dio una identidad que no tenía: la de una meca gastronómica, una la marca registradaWarenzeichenmarca perfectamente registrada.

    La comida peruana –según la nueva moda– es, en síntesis, simple: magníficos pescados y mariscos en preparaciones suaves, que respetan su sabor y su frescura. Ceviches, los tiraditosrohe Seezungenstreifen mit Soße und Maiskörnerntiraditos, formas de presentarlos crudos o casi, sin dañarlos; un subproducto, quizá, del imperio del sushi. Funcionó: en un continente que tiene gastronomías tan completas y complejas como la mexicana, el Perú erigirse ensich aufschwingen zuse ha erigido en el gran el polo comedorEpizentrum der Gastronomiepolo comedor. Es la historia de un éxito increíble: hace veinte años nadie había escuchado hablar de la gastronomía peruana, y ahora han conseguido convencernos de que son una cumbre; así somos, a veces: volubleunstet; veränderlichvolubles, influenciables. Por eso, a veces, estas cosas funcionan.

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Beitrag stammt aus der Zeitschrift Ecos 9/2017. Die gesamte Ausgabe können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es die Zeitschrift auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >