FOLLOW US

 

    Zurbarán, el maestro del claroscuro

    FÁCIL
    Ecos 2/2021
    Herkules bekämpft die Lernäische Hydra
    Von Itziar Iglesias

    Y aquí lo tenemos: Hércules matando a la hidra de Lerna, el cuadro que representa la la hazañaHeldentathazaña a la que se refiere nuestra detective Emilia Cos (Ecos 02 / 21 págs. 40-42) en este nuevo episodio en el que se enfrenta a los peligros de los el falso rumorfalsches Gerüchtfalsos rumores.

    Este cuadro escenifica el segundo el reto(hier) Aufgabereto al que se debe enfrentar Hércules: debe matar a una peligrosa hidra que vive en las zonas pantanoso/asumpfigpantanosas de Lerna. Esta serpiente de agua tiene nueve cabezas que se reproducen por tres cada vez que alguien las corta. Además, una de ellas es inmortalunsterblichinmortal. Es decir, Hércules tiene un complicado trabajo por delante. Con este panorama, Hércules se ve obligado a hacer uso de su inteligencia y no de la fuerza para resolver bien este reto.

    Un poco más sobre Zurbarán

    Francisco de Zurbarán nació en Fuente de Cantos (Badajoz) en 1598. Pronto empezó a destacar como aprendiz en un taller de un pintor sevillano no muy conocido. Sus primeras obras estaban relacionadas con temática religiosa, algo que siguió cultivando a lo largo de su carrera y por lo que es conocido como el pintor de la vida monástica.

    Desde Sevilla le llegó una de las tareas más importantes: se encargó de todas las pinturas  religiosas que le pedían los dominicos de San Pablo. En 1634 su amigo Diego Velázquez le reclama desde Madrid para que se traslade a la corte para colaborar en la decoración del Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro. En la corte madrileña pudo contactar con otros pintores y aumentó su interés por el clasicismo italiano.

    Tras su estancia en Madrid vuelve a Sevilla en 1636, ya siendo pintor del rey, donde vive la época más prolífica de su carrera, hasta la década de 1650 cuando una crisis hace que escasee el trabajo. En 1658 regresa a Madrid donde trabaja hasta su muerte en 1664.

    Francisco de Zurbarán es uno de los pintores más conocidos por el uso del claroscuro influenciado por la tradición naturalista y tenebrista de Caravaggio. Nadie como él ha retratado a frailes y bodegones, donde Zurbarán consigue que se vean las texturas de las telas y los objetos adquieran volumen, como si de esculturas se trataran.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.