FOLLOW US

 

    La familia Pérez: La autocaravana

    AVANZADO
    Ecos Audio 10/2020
    Marta und Roberto sind mit einem Wohnmobil unterwegs in Richtung Asturien
    Von Covadonga Jiménez

    Después de tantos meses metidos en casa, Roberto y Marta han decidido alquilar una autocaravana para pasar unos días de vacaciones por Asturias y, así, poder recuperarse de las la secuelaFolgesecuelas del el confinamientoAusgangsbeschränkungconfinamiento. Pepín ha preferido irse a Alicante con sus amigos.

    Marta: ¡Me encanta viajar en autocaravana! Hemos tenido una gran suerte de que mi cuñado Juan fuera amigo del dueño del el concesionario(hier) Autohausconcesionario de autocaravanas de alquiler. Nos ha dejado esta supercaravana a muy buen precio. ¡Qué majo!, ¿verdad?

    Roberto: ¿Majo? ¿Quién?, ¿el dueño de las autocaravanas o tu cuñado? Porque, claro, tu cuñado es perfecto. Él encuentra los mejores el cholloSchnäppchenchollos, él sabe dónde comprar el mejor vino al mejor precio, él sabe dónde está la gasolinera más barata para repostar(hier) auftankenrepostar... Él es un el/la cansino/aNervensägecansino y un el sabelotodoBesserwissersabelotodo. Y, encima, cuando volvamos, le tendré que aguantar la charla de que gracias a él hemos conseguido la última autocaravana. ¡Achhh!Las dos cosas, Robertito... Pero también, porque ya perteneces a la estirpe de los inmunes... O sea, que tu deseo se va a ver cumplido, eres de los que van a poder ir a la oficina a trabajar e incluso a hacer horas extra sin problemas.

    Marta: Roberto, no seas desagradecido. Juan será un poco cansino, sí, pero tiene buen corazón y lo ha hecho para que podamos disfrutar de unos días de vacaciones. Porque te recuerdo que eras tú el que te negabas a salir de casa por miedo a contagiarte si no te ibas con la con la casa a cuestasmit dem Haus auf dem Rücken, mit allem dabeicasa a cuestas.

    Roberto: Lo que le pasa a tu cuñado es que sabe un poco de todo y mucho de nada... y que sí, mujer, que se lo voy a agradecer toda la vida porque él se encargará de recordármelo el resto de mis días... Por cierto, has cogido coger carretera y manta(ugs.) einfach drauflosfahrencarretera y manta, ¿vamos bien por aquí?

    Marta: Pues yo creo que sí. Juan me dijo que por esta carretera llegaríamos a un camping en el cual podríamos pasar la noche y al día siguiente seguir dirección Gijón.

    Roberto: Marta, ya llevamos muchas horas conduciendo por la autopista, ¿qué te parece si tomas la próxima salida al pueblo más cercano y paramos para estirar un poco las piernas y comer un bocadillo?

    Marta: Vale, aunque yo no estoy cansada, podría seguir conduciendo sin problema. Es una sensación increíble conducir esta casa rodante. Me voy a meter por esta la desviaciónAbzweigungdesviación, yo creo que por aquí encontraremos algún sitio idílico. Uy, qué carretera tan estrecha y empinada...

    Roberto: Marta, este lugar está como muy asalvajado/a(hier) völlig verwildertasalvajado y el pueblo parece abandonado… Cuidadoooo, Marta, las la cabra montésSteinbockcabras monteses...

    Marta: ¡Ayyyyy!, que casi me cargo una. ¡Uy, ¡qué susto! ¡Ehhhh! Fuera, chicas... Creo que se han enfadado... ¡Que nos embestir a algjdn. angreifen, anfallenembisten, Roberto!, ¡que se están subiendo al capó! Sal y espántalas, que van a destrozar la autocaravana.

    Roberto: ¿Quién? ¿Yo...? Marta, no puedo, están desatadas y asilvestrado/awild gewordenasilvestradas... Yo creo que es mejor esperar dentro y que se calmen... Voy a tocar el claxon, a ver si se asustan y se van.

    Marta: ¡Para ya..., Roberto! Ya se van, pobres cabras, las has dejado sordas. No sé si apearseaussteigenapearme para ver si hay desperfectos o seguir condu­ciendo.

    Roberto: Seguimos, seguimos... Nada de quedarnos aquí con estas cabras locas. Voy a ver en el móvil qué pueblos hay por aquí cerca... Mira, siguiendo esta carretera, a pocos kilómetros, está Cudillero, un pueblo con puerto pesquero. Podríamos comer un pescadito y, quizás, hasta tomar un bañito en el mar.

    Marta sigue las indicaciones del GPS para ir al pueblo..., cuando de repente...

    Roberto: Marta, a la derecha. NO, noooo. FRENA..., que nos vamos al agua.

    Marta: ¡Acchhhh! ¡Uff! ¡Un metro y medio más de frenada y estaríamos como el Titanic, tocados y hundidos! Roberto, ¿te has roto algo?

    Roberto: ¡Ay, ay! ¡La cara... me he roto! Me he estamparse contraprallen gegenestampado contra el parabrisas. Creo que tu cuñado lo tenía todo planeado y sabía el método para deshacerse de nosotros. Seguro que ha manipulado el GPS de la autocaravana. Ayyy...

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.