FOLLOW US

 

    La familia Pérez: Un vuelo turbulento

    INTERMEDIO
    Ecos Audio 7/2020
    Ein Urlaubsflug in Zeiten des Coronavirus und mit den üblichen Turbulenzen…
    Von Covadonga Jiménez

    Starten Sie den Audio-Text

    Mit dem Audio-Player können Sie sich den Text anhören. Darunter finden Sie das Transkript.

    La familia Pérez y Coco se encuentran en el aeropuerto de Barajas. Van a tomar un avión a Alicante, donde pasarán la Semana Santa en casa de la madre de Roberto.

    Marta: Chicos, tomad toallitas y gel desinfectante para las manos, que aquí con tanta gente te puedes pillar(ugs., hier) kriegenpillar “el virus” muy fácilmente.

    Pepín: Mamá, llámalo por su nombre, co-ro-na-virus. Yo no voy a limpiarme con eso. Además, si ya está casi exterminado. Los mutantes han desaparecidoooo.

    Coco: Yo he oído que, con la llegada de la primavera, el virus se debilita y pasa a mejor vida… No aguanta el calor y en Alicante, ahora, torrarsegeröstet werdente torras.

    Marta: El virus todavía colearmunter seincolea… No hay que bajar la guardia, chicos… SanidadGesundheitsministeriumSanidad ha recomendado que sigamos lavándonos y desinfectándonos bien las manos, y que no frecuentemos sitios cerrados donde aglomerarse 
, sich ansammelnsich ansammelnse aglomere mucha gente. Por algo darán aún esas recomendaciones, digo yo. Roberto, ¿qué te pasa?, ¿por qué mueves tanto la pierna? Parece que tienes el baile de San Vito.

    Roberto: Estoy inquieto, nada más. ¡Brrr! Yo es que alucino(hier) ich glaub´s nichtalucino, Marta. Si querías evitar el contagioAnsteckungcontagios, virus y bacterias, teníamos que haber cogido el coche y no el avión. Te recuerdo que viajar en avión es un riesgo añadido para contagiarse. Y, sí, lo reconozco, me da miedo volar. Y tú ya lo sabes, Marta. si por mí fuerawenn´s nach mir gingeSi por mí fuera, me quedaría en Madrid tan ricamentewie Gott in Frankreichtan ricamente.

    Coco: Roberto, mi abuelo, que tiene pánico a volar, antes de subir al avión se toma unos vinitos y dormir a pierna sueltawie ein Murmeltier schlafenduerme a pierna suelta durante todo el trayecto. Podrías probarlo… Mi abuelo dice que ese remedio es “ser mano de santoein Wundermittel seinmano de santo”.

    Pepín: Papá, todavía quedan diez minutos para el embarque, te da tiempo a tomarte unos vinitos. O si no, tómate el desinfectante de manos que ha traído mamá, que tiene también alcohol, ¿no?

    Marta: Uf, Roberto, los billetes de avión nos los ha regalado tu madre, por sifallspor si no te acuerdas. Así que le dar la murga ajdm. auf den Wecker gehen, nervendas la murga a ella. Además, el vuelo solo dura una hora y media. Entre que comes el bocadillo y juegas un solitario con el móvil, estamos en Alicante. Mira, ya vamos a embarcar… Pero no os pongáis en la fila, entramos los últimos… prevenir es mejor que lamentarvorbeugen ist besser als sich beklagenPrevenir es mejor que lamentar.

    Pepín: Uf, ¡qué paranoia! Vaya vacaciones que nos va a dar mi madre, Coco. ¡Uf! Nos tenemos que escapar tan pronto como podamos.

    La familia Pérez ya está en el aviónrumbo ain Richtung rumbo a Alicante. Al principio, un vuelo tranquilo, pero, de repente, han comenzado las turbulencias. Y todos los pasajeros tienen que ponerse los cinturones de seguridad.

    Roberto: ¡Ay!, ¿qué pasa, Marta? Este avión se mueve como la la balsaFloßbalsa de un el náufragoSchiffbrüchigernáufrago. ¡Qué nervios! Me estoy poniendo malo.

    Marta: Tranquilo, Roberto, respira hondo… El avión se mueve un poquito…, pero seguro que es porque estamos pasando por una nube densa; nada más. Agárrate a mi mano, cariño.

    Roberto: ¡Ay!, y ahora taponarse a alg. los oídos(Ohren) zugehense me han taponado los oídos… Esto no es una turbulencia ni viento, esto es un huracán. ¡Ayyyyy!, que estrellarsezerschellennos estrellamos…, que este el cacharro(hier) Fliegercacharro se va para abajo, ¡Ayy…!

    Coco: ¡Guauuuu!, yo flipo... Parece que estamos en un el tiovivoKarusselltiovivo. Pepín, se te ha puesto la cara de color amarillo pálido, ¿qué te pasa?

    Pepín: ¡Mierda!, se me ha subido el bocata a la garganta… Me están entrando ganas de vomitar… Dame una bolsa para el mareo, Coco…, deprisa. ¡Puaggg!

    Marta: Pues sí que estamos apañados/aswir haben echt nichts zu lachensí que estamos apañados. Vaya dos. Parece que una turbulencia va a ser peor que “el virus”. Roberto, suéltame, que me estás haciendo daño en el brazo, ¡relájate! ¿Ves? Ya se ha calmado el temporal o lo que haya sido…Volvemos a la normalidad, respira, hombre.

    Coco: Pssst…, Marta, las turbulencias han dejado a Roberto y a Pepín K.O. Tienen muy mala cara…, pobrecillos.

    Marta: Sí, vamos a dejarles descansar. Mientras ellos duermen, te invito a unas la torrijaArmer Rittertorrijas que me he traído de casa. A mí las turbulencias me dan hambre. Pero antes: ritual de desinfección, ¡dame las manos…!

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.