Leonardo Padura y el paso del tiempo

    AVANZADO
    Leonardo Padura, Kubas internationalster Schriftsteller
    Von Covadonga Jiménez

    Starten Sie den Audio-Text

    Mit dem Audio-Player können Sie sich den Text anhören. Darunter finden Sie das Transkript.

    Leonardo Padura es uno de los escritores cubanos más internacionales y además ha sido reconocido con el Premio Princesa de Asturias de las Letras por su extensa obra literaria. Covadonga Jiménez conversó con Leonardo Padura con motivo de la presentación en el Instituto Cervantes de Múnich de su libro La transparencia del tiempo (Tusquets), en alemán Die Durchlässigkeit der Zeit (Unionsverlag), cuyo protagonista es el veterano detective Mario Conde.

    ECOS– En La transparencia del tiempo, Mario Conde ya ha cumplido una edad, ¿cómo lleva el paso del tiempo?

    Leonardo Padura– Mira, esta novela transcurre en el año 2014, justamente un mes antes del cumpleaños 60 de Conde, y termina en diciembre, dos meses después. Es una fecha para él muy significativa porque es una fecha redonda y, de alguna manera, él siente que marca su entrada en la cuarta edad. Él piensa que ha vivido tres cuartas partes de su vida, que le quedarán veinte años, si acasohöchstens, wenn überhauptsi acaso, si el hígado le resiste, y eso lo hace tener, no solo por un motivo físico, sino por un motivo psicológico, mental…, una mirada que puede ser más nostálgica, más melancólica con respecto al pasado…, más pesimista con respecto al futuro. Yo digo que esta es una novela, de cierta forma, agónica y un poco apocalíptica por todaslas condiciones(hier) Lebensumstände las condiciones que Conde va arrastrando y por los acontecimientos que ocurren en ella.

    Die Durchlässigkeit der Zeit

    ECOS– ¿Cómo definiría usted o qué es para usted el concepto de “cubanidad”?

    Leonardo Padura– Mira, esa es la pregunta de los 64 000 pesos(LA) die Preisfragela pregunta de los 64 000 pesos. Porque definir... Tú eres española, y definir la hispanidad... un andaluz te diría que es una cosa y, ahora, un catalán seguramente te diría que es otra. En el caso de Cuba, yo creo que la “cubanidad” es un proceso…, no se ha establecido definitivamente porque yo creo que el día que se establezca definitivamente, pues dejaremos de ser cubanos. Cuba es un tránsito, es un país, que está, como te dije, basado su estructura étnica, religiosa, cultural,ideológica… Es una enorme mezcla de elementos que han llegado de África, de Europa, principalmente españoles…, y en el caso africano fundamentalmente de la zona de Nigeria y de la zona del Congo, pero también elementos de la cultura china, francesa, italiana, holandesa, inglesa, norteamericana…por supuesto.

    Y todo eso se ha ido integrando en una manera de ser y de expresarse muy propia de un país del Caribe tropical, con ese elemento negro que le da un sentido musical muy especial, muy especial. Las tres músicas que mueven el mundo en el siglo XX son: la música norteamericana, la cubana y la brasileña porque son músicas hijas de esos esclavos africanos que llegaron al continente americano. Y nuestro deporte nacional es el mismo que el de los Estados Unidos, el béisbol. Nuestra religión, sin embargo, es fundamentalmente católica, pero un catolicismo muy poco ortodoxo, en el cual pueden entrar elementos de estas culturas africanas.

    Tengo un amigo que dice que ya no se las puede llamar religiones afrocubanas, sino que se deberían llamar religiones cubanas de origen africano, por el punto de cubanización que han tenido. Y es un país que yo siempre digo que es desproporcionado/afalsch proportioniertdesproporcionado porque es una isla muy pequeña. En estos momentos somos alrededor de once millones de habitantes, es la mayor cantidad de habitantes que ha tenido Cuba. Hay dos en el exilio, y esa isla pequeña ha dado a una Alicia Alonso, que acaba de morir, una de las grandes bailarinas del siglo XX, y un campeón mundial de ajedrez, el único en lengua española que ha llegado a esa categoría, José Raúl Capablanca… Una cultura, una música, un deporte y una visibilidad política también muy grande a partir del triunfo de la revolución cubana. En un momento, Cuba fue el territorio más rico de España, en el siglo XIX. Hay documentos, yo los he leído, en los cuales se describía a emisarios cubanos que estaban en Madrid para que averiguaran cuánto costaba un diputado de las Cortes. Esto, así, en esos términos: “averigua cuánto vale fulano de tal porque necesitamos su apoyo en las Cortes españolas”. Y todo eso también tiene mucho que ver con esa herencia española que nos hace ser un poco capaces de enfrentar los momentos más difíciles con un cierto humor y con una la picardíaSchläue; Gewitztheit; Verschlagenheitpicardía, que es muy propia de la la picarescaSchelmentumpicaresca, ¿no? De esta manera..., en los tiempos más jodidos, uno encuentra las alternativas para seguir adelante.

     

    Escuche la entrevista completa en Ecos Audio 02/20 y conozca más sobre este autor cubano en la revista Ecos 02/20.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >