Menorca: Un paraíso del Mediterráneo

    INTERMEDIO
    Mahón
    Von Eugenia Barrios

    Starten Sie den Audio-Text

    Mit dem Audio-Player können Sie sich den Text anhören. Darunter finden Sie das Transkript.

    Una reserva de la biosfera rodeada de playas de aguas cristalinas con una historia que remontarse azurückgehen aufse remonta a la la Edad de HierroEisenzeitEdad de Hierro, así es Menorca, la más oriental de las islas Baleares, con poco más de 90 000 habitantes, un lugar ideal para una escapada de invierno. Llegar a Menorca es arribar aankommenarribar a una isla llena de paz, en la que se combina una amplia oferta cultural y de ocio con bucólicos pueblos costeros e históricas ciudades como Mahón y Ciudadela, además de una excelente gastronomía marinero/aSee-, Meeres-marinera.

    La tercera isla en población(hier) an Bevölkerungszahlen población de las Baleares, después de Mallorca e Ibiza, ofrece muchos motivos para ir este invierno y disfrutar de sus playas casi vacías. Aquí le presento algunos de ellos.

    Mahón

    La forma natural de llegar a Menorca es en barco desde Valencia, Barcelona o Palma de Mallorca y, claro, usted también puede navegar(mit dem Schif) fahrennavegar en su propio el veleroSegelbootvelero y entrar al fabuloso puerto de Mahón, el puerto natural más grande del Mediterráneo, con unos 6 km de largo, que nos cuenta historias de piratas, batallas y conquistas de fenicios, romanos, árabes, ingleses o españoles, por su estratégica situación geográfica.

    Al entrar abei der Einfahrt inAl entrar al puerto pasará por Cales Fonts, en Es Castell, un pequeño puerto con amplias terrazas y numerosas tiendas en las que pasar un buen rato. Después verá las islas del puerto: isla del Lazareto, isla del Rey, isla del Pinto, además de la Fortaleza de la Mola y el Castillo de San Felipe; para finalmente llegar a la hermosa ciudad de Mahón, la actual capital de Menorca.

    Mahón tiene un amplio el paseo marítimoMeerespromenadepaseo marítimo con numerosas terrazas y bares, además de tiendas especializadas. A mí me encantó una dedicado/a a(hier) mit Schwerpunktdedicada a la elaboración artesanalhandwerkliche Fertigungla elaboración artesanal de las típicas la abarcaSandaleabarcas menorquinas. En S’Abarca tomar la medida del pieden Fußmessentoman la medida del pie y el cliente puede elegir el color y el modelo; un día más tarde pasa a recoger sus abarcas personalizadas.

    Un paseo por las calles de la ciudad le llevará a la Plaza de la Constitución, en la que encontrará el ayuntamiento o Sa Sala, que exhibir(hier) zeigenexhibe en lo alto un reloj del siglo XVIII el obsequioGeschenkobsequio del primer gobernador inglés. Hay que saber que Menorca estuvo ocupada por los ingleses durante un siglo y todavía hay el vestigioÜberrestvestigios de su arquitectura, como el Fort Marlborough.

    Para culminar(hier fig.) krönenculminar nuestra visita, haremos una pausa en el Mercado del Pescado (Mercat de Peix), un espacio gastronómico y cultural en el que podemos comprar pescado y marisco fresco y llevarlo a los restaurantes, donde lo preparan al gusto. También podremos tomar un aperitivo o comprar productos típicos menorquines.

    Cala Trebaluger; Menorca

    El mar turquesa

    Con solo ver el mar turquesa y poner la vista en el horizonte ya nos irse sintiendo más relajado/asich allmählich entspannter fühlensentimos más relajados. En octubre, cuando yo fui, aunque no hacía mucho calor, el agua estaba tibio/alauwarmtibia y me pude(Indefinido von poder) ich konntepude bañar. Por eso, le recomiendo viajar en mayo y junio o, después, en septiembre y octubre, cuando no hay mucha gente y las playas están solo para nosotros. Puede elegir entre la costa norte, que es más agresterau, wildagreste, con playas de arena oscura y rocas, casi salvajes, como Pregonda o Cavallería, y la costa sur, que tiene playas de arena blanca casi paradisíacas como la calakleine Buchtcala Mitjana, cala Turqueta  o cala Es Talaier. Lleve siempre el bañador y una toalla en el bolso. En el lugar menos pensado se abre una pequeña cala de aguas cristalinas, en la que se podrá tumbarsesich hinlegentumbar, nadar o simplemente meter los pies en el mar.

    Menorca tiene dos lenguas oficiales, el español y el catalán. En la isla se habla menorquín, un dialecto del catalán. Los nombres de los pueblos y ciudades existen también en español y catalán: Mahón/Maó, Ciudadela/Ciutadella, Ferrerías/Ferreries, Alayor/Alaior.

     

    Si quiere usted saber más sobre esta maravillosa isla, puede encontrar el reportaje completo en Ecos 01 / 20.

    Todas las fotos del reportaje de Menorca están realizadas por el fotógrafo Gonzalo Azumendi. Si quiere saber más sobre el autor de las imágenes, puede leer una completa entrevista aquí.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >