FOLLOW US

 

    Vacaciones gastronómicas: la calle del tapeo

    INTERMEDIO
    Ecos Audio 9/2021
    Pulpo a la gallega
    Von Covadonga Jiménez

    Starten Sie den Audio-Text

    Mit dem Audio-Player können Sie sich den Text anhören. Darunter finden Sie das Transkript.

    Eduardo y Sonia siguen en Lugo para probar su rica gastronomía, en concreto, quieren conocer la famosa “ruta del tapeo”.

    Sonia y Eduardo han dejado el equipaje en la habitación del hotel y ahora quieren salir a comer algo. En la recepción del hotel les han aconsejado unos cuantos bares y restaurantes de tapas típicas gallegas muy populares. Salen del hotel.

    Sonia: Eduardo, ¿has anotado bien la dirección de los restaurantes y bares que nos han recomendado?  

    Eduardo: Creo que sí, pero si nos perdemos, preguntamos a cualquiera. Los lucenses son gente superamable y seguro que conocen al dedillo todos los bares de la ciudad. ¿Dónde vamos primero?  

    Sonia: No sé... ¿Has visto lo que ha servido el camarero en esa mesa? ¡Pulpo a la gallega! ¡Umm!, ¡qué buena pinta tiene! Uff, ¡se me hace la boca agua...! ¿Y si nos quedamos en este bar del casco antiguo que está cerquita del hotel? Hoy estoy cansadísima del viaje y no quiero estar de acá para allá buscando direcciones.

    Eduardo: El pulpo a la gallega es el plato estrellader Star der Speisekarteel plato estrella y lo ofrecen en todos los bares. Sonia, no seas perezosa, venga, vamos a conocer, al menos, uno de los bares que nos han recomendado. Además, creo que con la bebida te ofrecen tapas gratis, como en Madrid. Hoy podríamos empezar probando la cocina del bar La Mar, me han dicho que se come fenomenal. Está en la calle de la Milagrosa, la popular calle del tapeo.

    Sonia: te haré casoich werde auf dich hörenTe haré caso. Voy a buscar la dirección en el móvil..., bar La Mar, en la Milagrosa... En gallego, “calle” se dice rúa da Milagrosa, ¿lo sabías? A ver... ¡Hala! ¡Está en el quinto pino!, ¿qué hacemos?, ¿vamos andando o cogemos el autobús? La estación de autobuses queda muy cerca de aquí, junto a la catedral. De paso, podríamos entrar y conocer la iglesia por dentro.

    Eduardo: A estas horas la catedral estará cerrada... Mejor mañana. Yo prefiero ir andando, así estiramos las piernas y echamos un vistazo a la ciudad.

    Sonia: ¡Vale, vamos andando! A ver, según el navegador, tenemos que salir por esa puerta de la muralla, que la llaman la Porta Falsa. Luego, tenemos que girar a la izquierda y tomar la avenida de La Coruña; seguir todo recto y en la tercera calle a la izquierda está el famoso barrio del tapeo, allí está el bar La Mar. Te aviso que está bastante lejitos... Si veo que no puedo caminar más, me pillo un el patinete eléctricoE-Rollerpatinete eléctrico y te espero en el bar...

    Eduardo y Sonia han llegado andando al bar de tapas que buscaban, han tardado unos 25 minutos en llegar y luego han tenido que esperar 10 minutos a que hubiera una mesa libre en la terraza, pero la caminata y la espera han valido la pena.

    Eduardo: ¿Y qué te parecen las tapas que nos han traído? ¡Umm! Riquísimas, ¿verdad? Y acompañadas de este vino albariño, típico gallego..., ya no te digomehr sage ich nichtya no te digo. “Me estoy ponerse como el Quicosich den Bauch vollschlagenponiendo como el Quico”.

    Sonia: ¡Umm! Está todo buenísimo, las almejas y los los mejillones a la marineraMiesmuscheln in Zwiebel-Knoblauch-Weinsoßemejillones a la marinera, el pulpo a la gallega, las patatas fritas con salsas, las la empanadagefüllte Teigpasteteempanadas, las la brocheta de gambasKrevettenspießbrochetas de gambas... ¡Umm! Pero ¿no crees que pasarse(hier) es übertreibente has pasado un poco pidiendo tapas? ¡Uff!, no puedo ni abrocharse el pantalóndie Hose zuknöpfenabrocharme el pantalón. Y para volver al hotel, no sé túch weiß nicht, wie es dir geht; ich weiß nicht, was du machstno sé tú, pero yo voy a coger un taxi.

    Eduardo: De acuerdo, cogemos un taxi. Entonces, nos podemos permitir beber otro vinito. Por favor, camarero, nos trae otra botella de albariño, gracias. ¡Umm! ¡Delicioso!

    Sonia: Sí, está todo rico, rico... Me parece que este verano “la operación bikini” no me va a servir para nada, voy a coger los kilos perdidos en un abrir y cerrar de ojos. Pero ¿sabes qué te digo? Que me da igual la figura y que voy a disfrutar a tope de estas vacaciones gastronómicas... ¡Un brindis con albariño, cariño!

    Eduardo: Por nosotros y por unas vacaciones bien merecidas tras este año pandémico-horribilis.

     

    Después de escuchar el diálogo “Vacaciones gastronómicas”, puede comprobar si ha entendido toda la información que le hemos dado.

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.