Cómo y cuándo usar los tacos

    Wie man die Schimpfenwörter auf Spanisch benutzt
    Von Francisca Pichardo Castro

    El uso de palabras malsonantes o tacos, generalmente asociado a personas con bajo nivel de formación académica y cultural, a gente joven y/o a grupos marginados, se ha relajado tanto en nuestra sociedad, que estas palabras o expresiones han ido invadiendo nuestra lengua cotidiana. Su uso se ha popularizado tanto en el registro coloquial, que lo raro es escuchar conversaciones entre españoles exentas de tacos.

    Los usos principales de los tacos

    • Como la muletillaFüllwortmuletillas: Se intercalan en una conversación constantemente de forma automática sin pensar en ellas. De tanto repetirse han perdido no solo la fuerza de la palabrota, sino su significado literal, y nadie se ofende por ello al escucharlas:

    “Venga, venga, la picha (vulg.)Penis, Schwanzpicha, vamos, que llegamos tarde”.
    “¡el coño (vulg.)Scheide, FotzeCoño, qué bueno está el gazpacho!”
    “¡No me jodas, coño! Que estoy viendo una película, hombre”.
    “Venga, tío, joder (vulg.)bumsen, fickenjoder, acompáñame a casa”.
     “¡Hombre, los cojones (vulg.)Hodencojones, cuánto tiempo sin verte!”

    • Con intención cariñoso/aliebevollcariñosa o admirativa: Resulta curioso el uso de estos términos con una intención cariñosa o admirativa, evidentemente en conversaciones donde hay un alto grado de confianza o de familiaridad entre las personas: con una misma expresión o palabra podemosalabarloben alabar, mostrar cariño, recriminarbeschuldigenrecriminar o insultar a alguien.
      Así que no deberíamos extrañarnos si escuchamos expresiones como “¡Qué el hijo (de) puta(vulg.) Hurensohnhija de puta!” 💣💣, “¡Qué el cabrónZiegenbock; (vulg.) Arschlochcabronazo!” 💣💣, unas veces en tono cariñoso y otras en tono de enfado. El tono, la pronunciación o la entonación son fundamentales para entender la intención de lo que estamos expresando.

    • Para mostrar molestia: Soltamos tacos, maldiciones o el exabruptowütende Antwortexabruptos como reacción espontánea ante algo que nos resulta molestostörendmolesto, desagradable o inoportunounpassendinoportuno: una caída, un olvido, una pérdida de algo, un enfado con nosotros mismos, etc. No van dirigidos a nadie, y es algo común en muchas lenguas. Quizás no sea bonito, pero nos sirve de el desahogoErleichterungdesahogo. “¡Coño, me he dejado las llaves en casa!” “¡Joder, ya he metido tres veces mal la contraseña!

    • Para faltar a alguien: El taco es sinónimo de insulto cuando nuestra intención es herir, ofender, agredir, humillarerniedrigenhumillar, causar un daño o provocar a alguien concreto. Su uso, en este caso, es una cuestión individual.

    En la literatura

    El uso de tacos, ya sean como blasfemias, palabras malsonantes o muletillas, está presente también en la literatura, tanto en obras clásicas –uno de los más famosos insultos literarios es el soneto “A una nariz”, de Francisco de Quevedo (1580 - 1645) dedicado a uno de sus másfervienteinbrünstig fervientes enemigos, el también poeta Luis de Góngora (1561-1627), que recomiendo leer–, como en publicaciones contemporáneozeitgenössischcontemporáneas; por lo general, este léxico que suele introducirse en diálogos o conversaciones imitando el registro coloquial, es un recurso estilístico más que dotar deausstatten mitdota al texto de una mayor riqueza expresiva, que acentúa el sentido del humor o de la ironía, o que aproxima la literatura a la vida cotidiana.

     

    Noch mehr Grammatikübungen und Tipps ...

    ... finden Sie in der Ausgabe 02/2019 von Ecos. In unserem Sprachfeature stellen wir ausführlich häufige Fehler und einfach umzusetzende Grammatiktipps vor. Bestellen Sie in unserem Shop das Printmagazin oder E-Paper. 

    Ecos Cover

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >