Conozca España a través del cine

    INTERMEDIO
    spanische Filme der letzten Jahrzehnte – beginnend mit Pedro Almodóvar
    Von María Jesús Sánchez

    Aprovechando que febrero se ha convertido en el mes del cine español con la celebración de la ya tradicional gala de los Premios Goya, hacemos un repaso a las películas españolas de las últimas décadas. María Jesús Sánchez nos propone esta selección.

    Ver películas en español no sólo puede ayudarnos a mejorar el idioma. También es una estupenda manera de conocer la sociedad y la manera de pensar de los españoles. En este artículo le vamos a proponer unos cuántos títulos que son como un libro de historia, o casi como un el tratado de sociologíasoziologische Abhandlungtratado de sociología. Y una advertencia: no tratamos de recoger aquí las mejores películas del cine español, sino aquellas que, siendo quizá no tan buenas, nos pueden dar la clave para entender un poco a este pueblo nuestro tan complicado. De todos modos, si usted echa de menos alguna, seguro que tiene razón.

    Los años ochenta y noventa

    Los años de la llegada de la democracia tienen un protagonista: el director Pedro Almodóvar. Él supo retratarporträtierenretratar como nadie con su particular estilo los años locos de la “movida madrileña” en películas como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), y la decepción de la clase trabajadora en ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984).

    Una juventud más comedida, pero también despistada, aparece en la ópera primaErstlingswerkÓpera prima (1980), la primera película de otro director con Óscar: Fernando Trueba.

    Otros temas presentes en la sociedad saltan a la pantalla, como el terrorismo de ETA y las drogas, en películas como El pico (Eloy de la Iglesia, 1983) o La muerte de Mikel (Imanol Uribe, 1984). Y en esta década triunfa también la comedia urbana, que representa la ajetreado/ahektisch; mühsamajetreada vida y las relaciones de pareja en la gran ciudad, como La vida alegre (Fernando Colomo, 1987).

    Las películas de los 90 nos muestran una sociedad más calmada, que mira hacia dentro haciendo un el ejercicio de introspecciónVersuch einer Innenschauejercicio de introspección. Hay dos películas muy significativas: Familia (1997), de Fernando León de Aranoa, una historia sorprendente sobre la soledad, y Solas (1999), de Benito Zambrano, un retrato duro sobre el mundo de la droga y el maltrato.

    Y ahora...

    Durante los primeros años del nuevo milenio, el cine español buscó otras historias dar la espalda ajdm. den Rücken kehrendando la espalda a la sociedad del momento: películas de terror, de misterio, o que reinterpretaban insistentemente la Guerra Civil. Otras, sin embargo, siguieron presentando temas de actualidad, como Mar adentro, (2004) de Alejandro Amenábar, sobre el famoso caso de Ramón Sampedro, el enfermo español que pidió la eutanasia sin éxito. O Los lunes al sol (León de Aranoa, 2002), que mostraba al espectador toda la la crudezaRohheitcrudeza del drama del paro.

    En esta última década, la crisis ha estado presente en muchísimas de las películas del cine español. Se ha retratado la huida de los jóvenes a otros países en busca de trabajo, en comedias como La vida inesperada (Jorge Torregrossa, 2012) y perder el norte(hier Wortspiel) vom Kurs abkommen; den Norden (= Hoffnung auf Fortkommen in Mitteleuropa) verlierenPerdiendo el norte (Nacho G. Velilla, 2015).

    Se ha mostrado el drama de los el desahucioZwangsräumungdesahucios y la crisis de las hipotecas, en historias como Cinco metros cuadrados (Max Lemcke, 2011), o la premiada Techo y comida (Juan Miguel del Castillo, 2015). La corrupción de los partidos políticos ha sido protagonista en películas como B (David Ilundáin, 2015). Y hasta nos hemos reído del problema de la independencia catalana en Ocho apellidos catalanes (2015), la la secuela(hier) Fortsetzungsecuela de la supertaquilleraKassenerfolg-supertaquillera  Ocho apellidos vascos (2014, las dos de Emilio Martínez-Lázaro).

    En cualquier caso, recuerde que un país no es sólo su lengua, también su gente. Y que las pantallas de cine, o la televisión de su casa y su DVD, son una buena ocasión para conocerla un poco. ¡Anímese! Aunque sea con subtítulos. No importa. Verá como le sirve para mejorar su español, y es más divertido que la gramática.

    Extracto del artículo Conozca España a través del cine

     

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Beitrag stammt aus der Zeitschrift Ecos 7/2016. Die gesamte Ausgabe können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es die Zeitschrift auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >