El chile: la magia de la cocina mexicana

    INTERMEDIO
    Chilischote
    Von Fernando Briones

    El paladar mexicano está tan acostumbrado al picante, que sin chile las cosas no saben a nada, o por lo menos no saben igual. El secreto del el entrenamientoTraining; (hier) Gewöhnungentrenamiento de nuestro el paladarGaumenpaladar viene desde niños; se dice que para educar a un bebé a que dejar de chuparse los dedosaufhören mit Fingerlutschendeje de chuparse los dedos, las madres y abuelas acostumbraban ponerle picante en el el dedo pulgarDaumendedo pulgar a los niños.

    Lo cierto es que el picante está en todas partes y con muchas variedades. Las la golosinaLeckerei; Süßigkeitgolosinas tienen picante, como los dulces con picante, que mezclan azúcar y chile. A la fruta se le agrega picante: a los mangos, a la piña, al limón. Las verduras con el picante en polvoscharfes Paprikapulverpicante en polvo son una botana común: pepinos, zanahorias y las jícamas, un nabo tradicio­nal mexicano que es casi imposible comerlo sin chile. El el platillo(hier) Gericht, Speiseplatillo emblemático de la comida nacional, los los chiles en nogada-mit Hackfleisch gefüllte Poblano-Chilis in Nusssoße mit Granatapfelkernenchiles en nogada, tienen, como su nombre lo indica, un chile como elemento central. Vamos, hasta se le pone chile a la cerveza.

    Variedades de chiles

    Las variedades de chiles en México son tan diversas como sus formas de consumirlo, hay más de 30 tipos de chile y decenas de sub-variedades. Se puede comer fresco, seco y molido en las tradicionales salsas; éstas, según los otros ingredientes, pueden ser de diferentes colores: las más tradicionales son la salsa roja y la salsa verde.

    La mayoría de los chiles que se consumen en México provienen de tradiciones de producción y procesamiento bastante antiguas; las sociedades mesoamericanas los consumían de forma sistemática en su dieta. De hecho, la palabra chile proviene del vocablo chilli, que tiene su origen en la lengua de los aztecas, el náhuatl.
    Los chiles son más que un condimento, son un el complemento nutricionalNahrungsergänzungcomplemento nutricional muy importante: tienen un alto contenido de vitamina C, vitamina A, y favorecen la metabolización de las proteínasProteinverwertungmetabolización de las proteínas de otros ingredientes básicos de la comida mexicana, como el maíz y los frijoles. Aunque generalmente se asocia el consumo del picante a la úlcera estomacalMagengeschwürúlceras estomacales y acidez (por la sensación que genera la capsaicina, un el compuesto químico naturalnatürliche chemische Verbindungcompuesto químico natural de los chiles), cuando se consume de formaequilibrado/a(hier) ausgewogen equilibrada es muy nutritivo/anahrhaftnutritivo. También favorece a la salud bucalMundbucal y genera endorfinas que aceleran el metabolismo y producen una sensación tan extraña de dolor (por el picante) y de placer a la vez. Así que, con frecuencia, nos llamamos a nosotros mismos masoquistas alimenticios.

    La palabra chile viene del náhuatl chilli, y se refiere a la planta y al fruto del pimiento. En otros países de Centroamérica y del Caribe se prefiere la palabra ají, que significa también pimiento, pero viene del taíno. Hay chiles o ajíes dulces y picantes.

     

    Los chiles y el gusto por la comida picante dicen mucho de los mexicanos: un país de emociones y gustos intensos. Se trata de un elemento fundamental de la cultura e identidad mexicana que también está asociado a la masculinidad por su forma fálico/aphallischfálica. Pero sobre todo es parte de la tradición más antigua: la comida. Pese a todas las influencias de la cultura global, el picante en la comida es un elemento central de la vida cotidiana. Cuando comemos demasiado chile, nos enchilamos; si algo tiene un intenso sabor a picante, decimos que pica, que está picoso. El chile no falta en ninguna mesa, y sin duda es la diferencia entre un platillo bueno y uno delicioso. Aunque a veces puedan doler las orejas...; cuando se come en exceso, siempre terminamos diciendo: pica mucho, pero pica rico.

    Los tipos de chiles más famosos en México

    Chile de árbol

    Tiene un toque ahumado/a(hier) rauchigahumado, y se usa para sopas y salsas. el nivel de picanteSchärfegradreNivel del picante: moderado.

    Chile chipotle

    Son chiles serranos secos y reposado en una mezcla de vinagre, cebollas, especias y piloncillo, la melaza de caña de azúcar. Tiene un sabor suave, dulce y elaborado.

    Chile guajillo

    Otro chile seco con un sabor ahumado que se usa para salsas. Picante intermedio y olor intenso.

    Chile habanero

    El más picante de todos, una explosión deel sabor frutal intensointensiver, fruchtiger Geschmack sabores frutales intensos. Es originario de la península de Yucatán.

    Chile jalapeño

    Se puede comer fresco, crudo, aunque también se usa para salsas. Es el más consumido a nivel nacional en la tradicional salsa verde, hecha con tomates verdes saltearanbratensalteados.

    Chile manzano

    Chile de tierras frías, que genera una la onda de calorWärme-, Hitzewelleonda de calor al comerlo. Es bastante picante y con un sabor ácido y frutal.

    Chile serrano

    Se come fresco, en la rodajaScheiberodajas o picado en la tradicional salsa llamada Pico de Gallo, a base de el jitomate(mex.) Tomatejitomate, cebolla y el cilantroKoriandercilantro. Algunos pueden ser más “bravos” que otros.

    Chile pasilla

    Un chile seco que se usa para salsas y sopas. Es poco picante, y da a la comida un toque elegante y ahumado.

    Chile poblano

    Es un chile que se puede relle­nar, por lo que se usa mucho para platillos, pero también rebanar en rajas(mex.) in Streifen schneidense rebana en rajas. Es poco picante, pero tiene un sabor intenso que evoluciona mejor combinado con otros ingredientes, ya que no es tan dominante.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Spanisch lernen mit Ecos

    zurück zur Startseite