Hijos del jaguar: Los koguis de la Sierra Nevada de Santa Marta

    AVANZADO
    Kolumbien: Die Weltsicht der Kogui.
    Von Gabriela del Mar

    “La dueña del canto, ella, en el principio fue la madre que nos parió. Es la madre de los truenos, de todas las clases de agua, de todas las clases de árboles, de toda clase de cosas. Así fue. Es la madre de toda clase de gente, de todos los el linajeFamilie; Abstammunglinajes y de todas las cosas. Así fue. Shibalama es la madre de los hacedores de cantos y danzas. Así fue. Es la madre del mundo espiritual del mamo, de los mayores de piedra, de los sembrados, de todas, todas las cosas. Así fue. Es la madre de los hermanitos franceses, de los extranjeros, de las máscaras, de los templos sagrados y de todas las cosas. Ella sola es la madre de todo”.

    Mito kogui recopilarsammeln, zusammenstellenrecopilado por Preuss (1925)

     

    –¿Kogui significa jaguar? –le pregunté–

    Si nebbi es la palabra para jaguar, ¿por qué todos preguntan eso?

    Ella observaba el horizonte frente al mar mientras el viento ondularwellen, zum Flattern bringenondulaba su cabello liso y negro, que caía sobre un hombro destapado/aentblößt, unbedecktdestapado y otro tapado por su el atuendoKleidung; Aufmachungatuendo tradicional: una túnica blanca con collar de la cuenta(hier) Perlecuentas rojas. Su mirada era profunda y perdida, me respondió diciendo:

    –No sé, para nosotros es difícil entender, “hermanito menor”. Kogui es jaguar, sí, pero nosotros somos gente, y en nuestra lengua se dice kággaba, y nosotros hablamos kouguian.

    Nos encontrábamos delante del mar, el gran ser materno que cobijar(hier) schützen, hütencobija todo el pensamiento ancestral de su cultura: Jaba Nibuñi. Ese es el nombre kouguian para el mar; para los koguis todo surgió de una gran oscuridad donde solo existía el mar. “Primero estaba el mar, todo estaba oscuro. No había sol, ni luna, ni gente, ni plantas. Solo el mar estaba en todas partes”. Con estas frases comienza el mito del origen kogui transcrito por el etnógrafo austriaco Gerardo Reichel-Dolmatoff. Este texto se popularizó tanto en Colombia que el escritor Tomás González publicó su primera novela bajo el título Primero estaba el mar. En eso pensaba mientras me sentía invasivo/a(hier) Eindringlinginvasiva por estar haciendo tantas preguntas que ella –evidentemente– no entendía. Yo estaba llena de asombro por la magia de sus palabras, por su forma de ver y habitar el mundo. Ella me revelarenthüllenreveló informaciones que, según afirmaba, eran secretas, historias que se cuentan alrededor del fuego en la casamaría. Para ella, hablar de su lengua era hablar de su cultura desde unos orígenes que ellos han tenido que proteger por la desconfianza que tienen hacia nosotros, sus “hermanitos menores”, como nos llaman.

    Die Weltsicht der Kogui

    Descendientes de los tayronas

    Los koguis son uno de los cuatro pueblos originarios que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta, en la costa del Caribe colombiano. Se encuentran, en su mayoría, ubicados alrededor de la la vertienteHangvertiente norte y sur de la Sierra Nevada, que comprender(hier fig.) einschließencomprende los departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena. Ellos afirman ser los descendientes directos de la antigua cultura tayrona, que floreció allí durante la época precolombina. La mayoría de las figuras de oro precolombino de la cultura tayrona, que ahora se exponen en diferentes museos del mundo (el Museo del Oro en Bogotá, entre ellos), son piezas que contienen una enorme fuerza espiritual, pero que se ha ido perdiendo en el territorio y entre ellos mismos. Sin embargo, los koguis han resistido pacíficamente desde que llegaron los conquistadores españoles, huyendo hacia tierras altas en la Sierra Nevada, resguardando su pensamiento del hombre blanco en aluna, origen de todo cuanto existe, para que no sea contaminado ni robado como el oro que han perdido.

     

    Palabras kogui

    • aluna: concepto para definir el espacio del pensamiento, lo no visible, el mundo espiritual y el origen del mundo, según sus mitos. Puede significar “pensamiento” y “océano”, y existe una correlación entre ambos.

    • casamaría: casa tradicional masculina donde se hacen ceremonias y rituales. El acceso solo está permitido a los hombres.

    • poporo: instrumento tradicional para llevar la cal y las hojas de coca de uso ritual y espiritual.

    • tuma: piedras de colores tallar(hier) behauentalladas por los antiguos tayrona que son recolectadas por los indígenas para diferentes fines.

    • teishua: lengua antigua que solo hablan los mamos de alto rango espiritual; probablemente viene del antiguo tayrona.

    • mochila: es una palabra que se usa en Colombia para definir exclusivamente un bolso elaborado a mano por las comunidades indígenas, puede ser de lana, de algodón o de fibra vegetal. Lo que se llama en España “mochila” es para los colombianos un morral. Aquí la palabra “mochila” se usa de forma simbólica, pues para los indígenas la mochila es mucho más que un bolso, es toda una cosmovisión de su mundo.

     

    Gabriela del Mar, autora de este texto, es investigadora de oraliturasmündlich überliefertes Kulturgutoralituras indígenas y se dedica a la escritura creativa y a la educación mediante la promoción de la lectura. Es además la creadora de la plataforma Chaskis del Caribe.

     

    En Ecos 14 / 19 puede encontrar el artículo completo sobre la cultura kogui y su lengua bajo el título Hijos del jaguar.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >