Inventos que cambiaron el mundo

    INTERMEDIO
    Captcha Code
    Von Alberto Andreo

    Sí, los latinoamericanos también han cambiado el mundo con sus inventos. No solo Pelé, Vargas Llosa o García Márquez están en el el panteón(hier) Ruhmeshallepanteón de gente nacida en esas tierras y reconocida en todo el globo. Quizá no tengan tanta publicidad ni salgan en todas las conversaciones, pero estos los/las paisanos/as(hier) Landsleutepaisanos, con su inteligencia, el tesón(hier) Beharrlichkeittesón y visión de futuro, consiguieron cambiar el mundo. Estos son, en nuestra opinión, varios de los más destacados. No están todos, y su posición en la lista no significa que tengan más o menos importancia. Pasen y lean.

    La vacuna contra la lepra

    Ante esta terrible enfermedad que durante cientos de años se pensó que era contagioso/aansteckendcontagiosa, el venezolano Jacinto Convit consiguió en 1987 dar confindendar con la la vacunaImpfungvacuna que acaba con esta infección, lo que le valer(hier) eintragenvalió ese mismo año el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (uno de los más importantes del mundo hispano) y la nominación al Nobel de Medicina, que no ganó, el año siguiente.

    El agujero en la la capa de ozonoOzonschichtcapa de ozono

    No es un invento, pero sí un gran descubrimiento. La capa de ozono es un gran el escudoSchildescudo que protege la tierra y a todo ser viviente que la habita de las las radiaciones solaresSonnenstrahlungradiaciones solares. El ingeniero químico mexicano Mario Molina Pasquel formaba parte en 1995 del equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que establecer(hier) erkennenestableció la relación entre diversos el compuesto químicochemische Verbindungcompuestos químicos y la reducción de la capa de ozono. Ese mismo año este equipo recibió el Premio Nobel de Química. Molina se convirtió en el primer mexicano en recibir este el galardónAuszeichnung, Preisgalardón en esta área.

    La intensidad de Arias

    Los terremotos son momentos terribles que nadie debe vivir jamás. Menos aún la destrucción de infraestructuras y la pérdida de vidas que suelen traer en muchos de los países que los sufren. Chile es uno de los países más sísmico/aseismisch, (hier) erdbebengefährdetsísmicos de América Latina.
    La medida intensidad de Arias (IA) se utiliza desde 1969; sirve para determinar(hier) bestimmendeterminar los daños que un el temblorErdstoßtemblor provoca en las estructuras y edificaciones, y lleva el nombre de un investigador chileno en la materia: Arturo Arias. Es utilizada por los ingenieros y arquitectos para prevervorhersehenprever la reacción del suelo donde se va a edificar frente a la energía que produce un terremoto. De esta manera, pueden construir de forma más segura.

    La la píldora anticonceptivaAntibabypillepíldora anticonceptiva

    El químico mexicano Luis E. Miramontes formó parte del equipo que, a principios de los años 50 del siglo pasado, consiguió dar con la composición química que facilitaría la creación del primer el anticonceptivo oralorales Empfängnisverhütungsmittelanticonceptivo oral para la mujer y que dar un vuelcoeine Wendung gebendaría un vuelco a la liberación sexual femenina. Tal es su importancia que suele aparecer en la lista de los inventos más importantes del siglo XX.

    El bolígrafo

    Un argentino, nacido en Hungría, fue quien tuvo la idea de montar el bolígrafo tal y como lo conocemos hoy en día. Ladislao José Biro, en su doble faceta de periodista e inventor, tuvo la idea de crear un lápiz de tinta que se secase rápido y fuese barato. En 1943 patentó en Buenos Aires el nuevo bolígrafo, que añadía una la bolaKugelbola en la la puntaSpitzepunta que dosificardosierendosificaba la tinta. El resto es historia. Lo que en su momento se vio como un juguete para niños hoy es el principal instrumento de escritura del mundo.

    El código Captcha

    Y esto qué es, se preguntarán muchos. Fácil, son los números y las letras distorsionado/averzerrtdistorsionados que debe teclear al final de muchos formularios en internet para que el ordenador o servidor al otro lado sepa que es un humano y no una máquina el que lo está haciendo. A priori puede parecer una tontería, pero evita uno de los grandes problemas que sufrimos hoy en día todos: el spam o correo no deseado enviado a miles de personas con un solo clic. El genio que creó esta barrera fue el guatemalteco Luis von Ahn en el año 2000. La palabra es el acrónimo de “Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart” o “prueba de Turing completamente automática y pública para diferenciar ordenadores de humanos”. Hay que reconocer que algo de miedo sí da.

     

    Lea el artículo completo y descubra las patentes latinoamericanas más importantes en nuestra revista Ecos 1/20.

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Werbung
    <
    >