Irving Torres, pintor de Cienfuegos

    Irving Torres, Künstler
    Von Leandra Pérez Casanova

    A las once de la mañana, en la Plaza Mayor de Cienfuegos reina la calma. Apenas algún grupo de turistas curioseando por los monumentos más significativos de la ciudad. La misma curiosidad que me llevó al teatro Tomás Terry, una hermosa construcción de finales del siglo XIX, me hizo quedar parada frente a la ventana abierta de lo que parecía un taller de pintura. Un destelloSchimmerdestello de rojo y amarillo, y unas figuras de rasgos contundentesvon klarer, überzeugender Art, plakativde rasgos contundentes iluminaban el interior. Entré. Dos mujeres estaban sentadas en el “taller, estudio, galería”, un cuarto acogedor y con mucha luz,  era casi una escena irreal. Mientras contemplaba los cuadros, empecé a conversar con Irving, su autor, un el/la cienfueguero/aEinwohner/in von Cienfuegoscienfueguero simpático y afablefreundlich, umgänglichafable, de 37 años. “En efecto, vivo de la pintura –nos cuenta, mientras curioseo por el taller–. Siempre trabajo aquí, ya que para crear, me gusta tener mi privacidad. Sólo lo comparto con otros artistas cuando tenemos un proyecto común”.

    Además de pinturas,ir encontrándose con(hier) nach und nach vorfinden, stoßen auf voy encontrándome con otros objetos: una silla de tres patas, calzado/a con...(hier) mit ... an den Beinencalzada con unaslas zapatillas(hier) Turnschuhe zapatillas. “Me gusta hacer la escultura instalativaInstallationbotar(SAm, cub.) wegwerfenesculturas instalativas con objetos que las personas botan a la basura, y me encanta realizar interacciones públicas. Sobre el el lienzoLeinwandlienzo trabajo con óleo, la pintura de esmalteEmailfarbepintura de esmalte, collage, pero utilizo todo lo que me encuentro para crear una pieza que trate algún problema social, espiritual o económico. Soy soltero y vivo en un cuarto rentar(LA) mietenrentado, en una habitación de 10 m2, con lo necesario: cama, el closet(LA) Einbauschrankcloset, baño, cocina. Tengo dos hijas, que son lo más bello que me ha podido pasar en la vida. Viven con sus respectivo/ajeweiligrespectivas madres”.

    El taller se lo alquiló una familia amiga hace dos años: “Todos los días vengo al estudio, limpio, organizo, según la inspiración creo nuevas pinturas o realizo reproducciones, atiendo a clientes y visitantes, comparto con amigos diferentes temas, reviso información en internet, escucho música que me inspire, leo alguna historia interesante en alguna revista o libro. Cada día es distinto, no me gusta mantener la rutina, quiero que la vida se mueva todos los días de forma diferente”.

    Hay algo fascinante en las pinturas plano/aflachplanas; lo inmediato de los colores y la la serenidadGelassenheitserenidad de esos rostros contundentes que me miran fijamente: “Quiero que con los colores que utilizo queden reflejados la luz, la pasión, el espíritu, los sentimientos. Quiero mostrar lo simple que puede ser la vida, si no perdemos el tiempo persiguiendo un puñado de papel llamado dinero que hace que olvidemos quiénes somos. El materialismo nos deja un el legadoVermächtnis, Erbelegado lleno de dolor, insatisfacciones, angustias, depresiones, y nos hace olvidar la felicidad de existir, el amor, la belleza de estar vivos. El equilibrio se ha perdido, y estamos dejando a las nuevas generaciones un mundo lleno de miseria espiritual”.

    Lo que más me gusta es la libertad que siento al trabajar, sin presión de ningún tipo, con un objetivo: pintar

    ¿Desde cuándo te dedicas a la pintura?
    Ya desde niño tenía el talento para pintar, y poco a poco fui creando una realidad en mi mente para buscar y trabajar la perfección del ser humano, aunque esa perfección no exista. Participé en varios concursos de arte en mi niñez, pero debuté cuando empecé en la universidad, y un amigo me animó a participar en un el salón de aficionadosAusstellung für Hobbykünstlersalón de aficionados que se organizaba allí. Después hice las la prueba de admisiónAufnahmeprüfungenpruebas de admisión en la academia de Arte de Nivel Medio Superior de Cienfuegos. No me convencía el concepto cuadrado/a(hier) steifencuadrado que tiene, así que decidí terminar mi licenciatura en deporte y lanzarme como autodidacta a un mundo artístico bastante complejo. Sufrí decepciones yla trabaHindernis trabas por la crítica local. Pero por esto mismo, decidí seguir adelante con voz propia y saltar cada obstáculo que se me presentaba en el camino del arte. Así surgieron mis primeras exposiciones personales y colectivas. Ser pintor estaba dentro de mí y pedía a gritos salir y decir algo al mundo, así es que decidí hacerme artista y vivir de mi arte.

    ¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de tu profesión?
    Lo que más me gusta es la libertad que siento al trabajar, sin presión de ningún tipo, con un solo objetivo: pintar. Lo que menos me gusta es que me digan lo que tengo que hacer para vender más, pues no pienso en el dinero, no me gustan los comerciantes del arte.

    ¿Has participado en el certamenWettbewerbcertámenes?
    Sí, en la Bienal Internacional de La Habana (2015), en exposiciones colectivas en Alemania, Francia y Estados Unidos, en el Salón Nacional de Arte de Santiago de Cuba, en galerías locales y en el festival de arte VisuArte de mi ciudad natal. También aquí obtuve el Gran Premio en el Salón El Bejuco de la UNEAC, organización que representa la vanguardia artística en Cuba.

    La lista es interminable, pero para él no es importante: “yo no trabajo por los premios”. donarspenden, (hier) schenkenHa donado obras a eventos como el Día de la No Violencia a la Mujer, en 2015, o a Héroes de Cuba. “Con mi obra quiero dar esperanza y valor a las personas para que vean la realidad de un problema actual y que cambiarlo depende de nosotros mismos. No es fácil, pero quiero que mi obra dé esperanza y valor a las personas para cambiar su estatus y su manera de vivir”. Irving, un buen ejemplo de artista comprometido.

    Artículo relacionado:

    Mi viaje a Cuba empezó en Burghausen

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Beitrag stammt aus der Zeitschrift Ecos 7/2016. Die gesamte Ausgabe können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es die Zeitschrift auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >