FOLLOW US

 

    Turismo sostenible en España

    INTERMEDIO
    Ecos 8/2021
    Nachhaltig Reisen
    Von Jordi Orts

    retomarwieder aufnehmenRetomar los viajes donde los dejamos hace un año y medio, como si nada hubiera pasado, es hoy una la quimeraChimäre, Trugbildquimera. La pandemia ha modificado por completo las reglas del juego, el clima cambia, los recursos se agotan y la conciencia ambientalUmweltbewusstseinla conciencia ambiental del consumidor se despierta de forma generalizada. Cada vez más destinos y empresas turísticas españolas lo tienen claro: ahora es el momento de cambiar de dirección, orientarse hacia un turismo verde para garantizar que el futuro del sector siga siendo brillante.

    El Gobierno de España, que ha aprobado la Estrategia de el turismo sosteniblenachhaltiger TourismusTurismo Sostenible 2030, apuntar(hier) hinzielen aufapunta en la misma dirección. Su plan estratégico para la próxima década pretende dirigirse “hacia un modelo de crecimiento sostenido/aanhaltend; dauerhaftsostenido y sostenible”, que permita al país seguir siendo uno de los líderes globales en el sector.

    Para empezar, ya se han financiado la decenazehn Stückdecenas de proyectos concretos para mejorar la sostenibilidad y promover la transformación de destinaciones a lo largo y ancho de la geografía española. Desde adaptar pequeñas estaciones de esquí en el sistema Ibérico (donde cada vez nieva menos) a recuperar antiguos caminos y promover el el senderismoWandern; Trekkingsenderismo en destinos tradicionales de sol y playa, como las islas Baleares. (...)

    Dos destinos sostenibles en España

    La Palma: mirando al cielo en la isla bonita

    La isla de La Palma, con 708 km2 de superficie y 83 000 habitantes, también está declarada Reserva de la Biosfera en su conjuntoGesamtheitconjunto y cuenta con numerosos espacios protegidos. Entre ellos, el Parque Nacional de la calderaKesselCaldera de Taburiente. “Nuestro punto fuerte es la naturaleza”, explica el consejero(hier) Beauftragterconsejero de Turismo de La Palma, Francisco Raúl Camacho Sosa.

    Sin duda, sus playas de arena negra son un importante atractivo, aunque no el único. Aquí encontramos volcanes, piscinas naturales, una geografía montañosa y boscosa ideal para el senderismo, así como una rica gastronomía y un valiosowertvollvalioso patrimonio cultural. Y algo que les hace únicos: una contaminación lumínicaLichtverschmutzungcontaminación lumínica mínima, por lo que es un lugar ideal para la observación de estrellas.

    “Se trata de un destino tranquilo, seguro, limpio, sin masificaciones, relajado, auténtico. Que tiene la habilidad de hacer que todo aquel que lo visite se sienta como en casa y quiera volver”, resume Camacho, que recuerda el lema turístico palmero(hier) von/aus La Palmapalmero: “La Isla Bonita”.

    En la misma línea, Carolina de León, de la Reserva de la Biosfera de La Palma, explica que han combinado el turismo con la protección ecológica y cultural, sin olvidar el desarrollo humano y económico. Con la declaración de la Reserva por la UNESCO, “hemos intentado pasar de un espacio protegido a un espacio protector, de la tierra y de las personas”.

    Menorca, equilibrio natural entre aguas turquesas

    Menorca ha planteado su desarrollo turístico de una forma completamente diferente al resto de las islas del archipiélago balear. Está menos urbanizada, apenas recibe el 10 % de los turistas que llegan a Mallorca, es mucho más tranquila y familiar que la bullicioso/alautbulliciosa y noctámbulo/anachts aktivnoctámbula Ibiza y, al igual que Lanzarote, goza de una gran protección ambiental y cultural. Desde 1993, la isla y su litoral están protegidos como la Reserva de la BiosferaBiosphärenreservatReserva de la Biosfera.

    Con una superficie de 696 km2 y unos 90 000 habitantes, Menorca es la más septentrionalnördlich gelegenseptentrional de las islas Baleares. Es puro Mediterráneo, cuenta con 216 kilómetros de costa, en los que encontramos decenas de la cala de rocakleine Felsenbuchtcalas de roca, el acantiladoSteilküsteacantilados y preciosas playas. Playas de fina arena blanca, en el sur. Y de tonos rojizo/arötlichrojizos, en el norte. Sus aguas cristalinas de color azul turquesa, generalmente apacibleruhig, beschaulichapacibles, son difíciles de olvidar para el visitante.

    Más allá del mar, Menorca exhibir(hier) vorweisenexhibe un excelente patrimonio cultural y gastronómico. Por ejemplo, conserva más de 1500 el yacimiento arqueológicoarchäolog. Fundstätte, Ausgrabungsstätteyacimientos arqueológicos de la prehistoria, pertenecientes a la llamada cultura talayótica de las Baleares. No menos interesantes son sus pueblos y ciudades. Ciudadela ha conservado su casco histórico medieval, mientras que en la capital, Mahón, todavía se apreciar(hier) sehen könnenaprecia la influencia británica en su arquitectura. Cabe recordar, de hecho, que Menorca estuvo bajo dominio británico durante el siglo XVIII.

     

    El reportaje completo sobre turismo sostenible y con más destinos sostenibles en España lo encontrará en nuestra revista ECOS 08 / 2021

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.