Serenata infernal

    AVANZADO
    Wenn Mariachigruppen die Wahrheit ans Licht bringen
    Von Ricardo Contreras Reyes

    (Extracto del texto)

    La mujer sintió frío en la espalda y jalarziehenjaló con fuerza el el cobertorBettdeckecobertor. Acomodó su almohada y prosiguió su sueño. La madrugada del sábado le augurarvorhersagenauguraba un “día normal” en la rutinaria cuarentena del covid-19. Ignoraba el infierno que estaba por vivir.

    Sabía que los sábados acostumbraba levantarse tarde, tomar café con galletas y volverse a “echar” a la cama en pareja, para luego ver alguna serie de Netflix.

    Su marido ni se percatarse debemerkenpercató del rudo el destapeWegziehen der Bettdeckedestape, seguía dormido con la boca abierta lanzando ronquidos que bien podrían despertar al vecindario completo.

    El joven matrimonio decidió rentar ese departamento en la la colonia(hier mex.) Stadtviertelcolonia Roma “porque nos conocimos en el restaurante Sobrinos, después de una exposición en Casa Lamm con amigos; nos queda cerca de nuestro trabajo, y porque, digo, la Roma está de moda, da estatus…”.

    Ahora la suerte les sonreía, trabajaban en el Gobierno de la Ciudad de México y gozaban de algunos lujos que antes no tenían.

    —Somos una pareja, fruto del esfuerzo y del trabajo, presumirangeben, prahlenpresumía orgulloso el marido al reunirse con amigos.

    En medio de la la quietudStillequietud, se escucharon murmullos en la calle, risas discretas y portazos de una camioneta. Se oían sonidos de cuerdas que afinaban guitarras, violines y otros instrumentos musicales. Intentaban, en vano, hacer el menor ruido posible, pero se delatarsesich verratendelataron en la quietud que abrazaba la colonia.

    La esposa se percató del movi­­mien­to y le dio un codazo en la panza a su marido.

    —¿Ya oíste? ¿A quién se le ocurre traer serenata en plena pandemia?, preguntó.

    El marido despertó contrariado/averdrossen; verärgertcontrariado, se frotó los ojos y farfullarstotternfarfulló: "¿Hablas en serio?".

    —Pues desde aquí se oye, dijo la esposa al cubrirse con el cobertor.

    Varios mensajes de WhatsApp cayeron como una la retahílaLitaneiretahíla interminable y ruidosa en el teléfono del marido, quien se levantó como impulsado por un el resorte(mech.) Federresorte, abandonó la cama, tomó el teléfono y rápidamente se dirigió al cuarto de baño. (...)

    La serenata es una sorpresa musical. Nace en el siglo XVIII y se tocaba con instrumentos de cuerda, viento y percusión.
    Las serenatas son regalos musicales que los enamorados cantaban frente a la ventana de su amada durante la noche, para agasajar(hier) beschenkenagasajarla. En muchos países de Latinoamérica la serenata se identifica con la música en la calle y con agrupaciones de mariachis, tunas o tríos.
    Actualmente, las serenatas no solo se llevan a la pareja, sino también a un amigo o a la madre. Por lo general, se contratan para los cumpleaños, las bodas y algún otro día festivo.

    La historia completa la encontrará en nuestro especial Ecos Literatura 12/20.

     

    Cuando haya leído el texto, podrá comprobar con este ejercicio si lo ha entendido todo correctamente.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.

    Wie gut sind Ihre Sprachkenntnisse?

    zurück zur Startseite