FOLLOW US

 

    Recetas para una noche de tapas españolas

    INTERMEDIO
    Ecos 4/2021
    Tapas: Alles ums beste Fastfood der Welt.

    Les dejamos algunas de las tapas más clásicas para que un día se anime a preparar una noche española con sus amigos. Esta es nuestra selección: unas gildas, la tortilla de patata, unas croquetas, ensaladilla rusa y cerramos con unos calamares y unos mejillones al vino blanco. Todo maridado(hier) passend, harmoniertmaridado con buenos vinos.

    Gildas

    ingredientesZutatenIngredientes:

    • Aceitunas verdes sin hueso

    • Lata de anchoas en aceite

    • Bote de guindillaPaprikaschoteguindillas verdes en vinagre

    • Aceite de oliva

    • palilloZahnstocherPalillos de mesa

    La cantidad depende del número de gildas que quiera hacer por persona. Lo normal es de dos a tres gildas por cabeza.

    Las gildas o las banderillas son el encurtidoin Essig eingelegtencurtido clásico por excelencia en cualquier barra de bar. Su preparación es fácil: hay que ensartar en un palillo una aceituna, una guindilla en vinagre, una anchoa y otra aceituna. Se rocían con un chorretón de aceite de oliva.

    Su nombre se inspira en la película Gilda (1946) protagonizada por Rita Hayworth, ya que el resultado de la banderilla es como la película: “verde (por ser una película subida de tono para la época), salada (en el sentido de graciosa o chistosa) y picante (por su contenido erótico). La película en España fue un escándalo y fue calificada de moralmente peligrosa, ¡por suerte esto no afectó a las banderillas! El origen de esta tapa o pintxo es el País Vasco, más concretamente el bar Casa Vallés de San Sebastián, fundado en 1942 y que aún hoy en día sigue en activo. El mejor acompañamiento para unas gildas es un chato(hier) niedriges Weinglaschato de vino Txakoli, vino blanco del País Vasco.

    Tortilla de patata

    Otro clásico de las tapas. La tortilla se puede comer a cualquier hora: desde el desayuno al almuerzo pasando por la merienda y hasta la cena. Es la tapa que no puede faltar.

    Ingredientes para 4-5 personas:

    • 5 patatas medianas (tipo Mehlige Kartoffeln)

    • 6 huevos medianos

    • 1 cebolla grande

    • Sal al gusto

    Se pelan las patatas y se cortan en cuadraditos o en trozos muy pequeños. picar(hier) zerkleinerndPicamos la cebolla. Ponemos abundante aceite en la sartén. Puede ser de oliva si es suave o de girasol. Cuando está caliente echamos la patata y la cebolla. Tenemos que remover la mezcla hasta que la patata se ablande y quede una masa que se pueda manejar bien. Se echa sal al gusto. Podemos probar mientras se hacen las patatas. La idea es que quede una masa entre frita y cocida y que se maneje bien.

    batirschlagenBatimos los huevos en un recipiente hondo y vertemos la mezcla de patata y cebolla quitando bien el aceite. Mezclamos y dejamos que repose un par de minutos.

    En otra sartén calentamos una capa muy fina del aceite que hemos usado para hacer las patatas. Cuando está bien caliente, se echa la mezcla y se extiende por toda la sartén. Debemos mover un poco la sartén hacia delante y hacia atrás para que no se pegue. Tras unos cuatro minutos, viene el toque maestro: cogemos un plato llano con un perímetro más grande que la sartén, lo colocamos por encima y volteamos la tortilla y la echamos de nuevo a la sartén para que se haga por el otro lado. Después de otros cuatro minutos, la tortilla estará lista. Si nos gusta muy cuajadaeingedicktcuajada se deja más tiempo para que se haga más el huevo.

    La regamos con un buen vino de Toro, Zamora.

    Truco: tener una sartén exclusivamente para la tortilla, así sabemos que no se nos pegará.

    Croquetas

    Ingredientes para 4 personas:

    Para la bechamel:

    • 50 gramos de mantequilla o 100 ml de aceite de oliva

    • 50 gramos de harina

    • ½ litro de leche

    • 200 gramos de jamón serrano picado

    Para el rebozadoPanaderebozado:

    • pan ralladoPaniermehl, Semmelbröselpan rallado

    • 2 huevos

    • aceite de girasol o de oliva

    Preparamos la masa bechamel. En un cazuelaSchmortopf, Kasserollecazuela echamos la mantequilla, cuando está derretida echamos la harina y la tostamos durante unos segundos, a continuación, echamos la leche caliente o a temperatura ambiente y removemos sin parar hasta que la masa liga y no se forman grumoKlumpengrumos. Eche un poco de sal y añada el jamón picado hasta que quede una bechamel espesa. La ponemos en un plato hondo para que se enfríe.

    Una vez fría podemos moldearformenmoldear las croquetas. Hay que tomar un poco de la masa con ayuda de una o dos cucharas y darle forma ovalada o redonda.

    Batimos los huevos y rebozamos la croqueta: primero por huevo, luego por el pan rallado y se echan a una sartén con aceite muy caliente. La sartén debe tener al menos dos dedos de aceite. Las croquetas solo deben freírse un par de minutos por cada lado. Las ponemos sobre papel secante para que escurran el aceite sobrante.

    Además de jamón, podemos hacerlas de pollo, de huevo duro, de atún, de queso… podemos inventar. Acompañarlas con un vino tinto Rioja o Ribera del Duero.

    Ensaladilla rusa

    Este plato tradicional para el tapeo no tiene una receta fija. Cada familia y casi cada restaurante o bar tienen sus trucos y sus ingredientes. Es como la Kartoffelsalat alemana, que no hay dos iguales, aunque el ingrediente principal sí es fijo; la patata. Les ofrecemos una receta básica de la ensaladilla rusa que usted podrá adaptar, mejorar o cambiar como le convenga.

    Ingredientes para 4 personas:

    • 4 patatas medianas

    • 2 zanahorias

    • 2 huevos

    • 2 tomates

    • 4 hojas de lechuga

    • Una lata grande de atún escabecheMarinadeen escabeche

    • Sal

    Se cuecen en abundante agua con sal las patatas, las zanahorias y los huevos (estos los sacaremos a los 10 minutos de cocción). Una vez cocidas, se pelan las patatas y las zanahorias y se parten en cuadritos pequeños. Las echamos en una ensaladera grande. Ahí echaremos también el huevo picado, los dos tomates pelados y picados y las hojas de lechuga también picadas. Mezclamos bien. A continuación echamos la lata de atún, que habremos desmenuzarzerkleinerndesmenuzado con un tenedor previamente. Mezclamos y echamos sal y un chorretón de aceite al gusto.

    Finalmente le añadimos mayonesa al gusto hasta que queda una ensaladilla jugosa. Decoramos con aceitunas negras y tira StreifenStreifentiras de pimientos rojos asados.

    Podemos acompañar la ensaladilla con un vino blanco de Rueda bien frío si hace calor, pero la ensaladilla también admite un vino tinto joven para las estaciones frías.

    Calamares a la romana

    Ingredientes para 4 personas:

    • 1 kilo de anillos de calamar

    • 2 huevos

    • harina, sal y pimienta

    Se lavan los calamares y se secan bien. Se bate un huevo y comenzamos a rebozar cada anillo. Antes de rebozar batimos dos y les echamos una pizca de salPrise Salzpizca de sal y un poco de pimienta negra molida. Cada anillo se pasa primero por harina, luego huevo y de nuevo otra vez por harina. En una sartén se ponen unos 2 cm de aceite de girasol y cuando esté bien caliente se fríen los calamares. No hay que echar muchos a la vez. Se fríen durante 2 minutos por cada lado. Cuando el rebozado está dorado, los sacamos a un plato con papel secante para que no estén aceitosos. Se pueden tomar solos, con un chorretón de limón, con salsa alioli, con mayonesa, en un  bocadillo… ¡Que los disfruten!

    Para acompañar, nada mejor que una cerveza rubia muy fría.

    Mejillones al vino blanco

    Ingredientes para 4-5 personas:

    • 1 kilo de mejillonesMiesmuschelnmejillones ya limpios

    • 1 cebolla

    • 1 diente de ajo

    • ½ vaso de vino blanco

    • 1 hoja de laurelLorbeerlaurel

    • un ramilleteStraußramillete de perejil

    Se pasan por agua y se dejan secar. Se pica muy bien el diente de ajo y la cebolla. En una cazuela alta, se echan dos cucharadaEsslöffelcucharadas de aceite. Cuando está caliente, echamos la cebolla y el ajo y una pizca de sal. Se hacen despacio y se remueve de vez en cuando con una cucharada de madera para que no se peguen. Cuando la cebolla está blandita, echamos medio vaso de vino, el ramillete de perejil bien picado y la hoja de laurel. Removemos y esperamos a que se evapore el alcohol. A continuación echamos los mejillones, removemos y tapamos. Cuando los mejillones se hayan abierto, estarán listos para comer.

    Acompañar con un vino blanco albariño bien frío.

    Recomendación: el vino de los mejillones debe ser el que vamos a beber, así resultará más rico.

     

    Si quiere saber todo sobre las tapas y el tapeo, lea el reportaje completo en Ecos 04/21.

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.