FOLLOW US

 

    Los tesoros de Yucatán

    INTERMEDIO
    Ecos 6/2022
    Yucatan
    Von Klaus Walter

    Ahora, a las tres de la tarde, reina la tranquilidad en el centro histórico de Mérida, capital del estado de Yucatán. En la plaza Grande el ambiente está relajado. Los fines de semana dicen que hay más movimiento, bueno, hubo, porque ahora, en tiempos de pandemia, toda la vida pública se ha reducido considerablementebeträchtlichconsiderablemente. Nos dirigimos a la catedral de San Ildefonso, en la misma plaza; se construyó sobre la base de un antiguo templo maya. Es una de las más antiguas en México y, a diferencia de muchas otras iglesias en este país, parece austero/akarg; (hier) schmucklosaustera y sobrio/anüchtern; schlichtsobria.

    deambularumherstreifenDeambulamos por las calles alrededor de la plaza, atravesamos el patio del Museo de el arte contemporáneozeitgenössische KunstArte Contemporáneo Ateneo de Yucatán, los mercados cercanos, las zonas populares y terminamos subiendo la calle 60 hacia el norte. La ciudad es bonita, sin grandes monumentos, da gusto caminar por el centro. El paseo de Montejos recuerda un bulevar europeo, con casas como en el sur de Francia, incluso hay la ciclopista(mex.) Fahrradwegciclopistas. En una la banqueta(mex.) Gehsteigbanqueta, la exposición del artista local Alejandro Poot Molina, obras fotográficas que aludir aanspielen aufaluden al Día de los Muertos. Parece que en esta ciudad existe una escena bastante viva de pintores y de artistas plásticos.

    Es el nombre de la península en el sudeste de México, que separa el golfo de México de la zona del Caribe. También se llama así uno de los tres estados en la península. Los otros dos son Quintana Roo —allí se encuentran Cancún, la Riviera Maya, con la ciudad Playa del Carmen, el sitio maya Tulum, Isla Mujeres y la isla de Cozumel— y Campeche, estado que merece la pena visitar por el centro colonial de su capital y la ciudad maya de Calakmul, entre otros.

    En el paseo nos recomiendan probar las marquesitas, muy populares en Yucatán, que es un tipo de el barquillo crujiente enrolladozusammengerollte knusprige Waffelbarquillo crujiente enrollado, relleno de queso y algo dulce, sea mermelada, chocolate o la cajetaesüßte karamellisierte Ziegenmilchcajeta. Como almorzamos hace no tanto tiempo y no tenemos mucha hambre, preferimos una la nieve(hier mex.) Fruchteisnieve de el mameyGroße Sapotemamey. Seguimos hasta el monumento a la Patria, del artista colombiano Rómulo Rozo, en el que se representan episodios de la historia de México. Regresando hacia el centro histórico, en una la cuadraHäuserblockcuadra de varios hoteles internacionales, descubrimos el museo recién inaugurado/aneueröffnetrecién inaugurado del músico y compositor yucateco Armando Manzanero (Ticul, 1935 – Ciudad de México, 2020, murió de covid). natural (de)gebürtigNatural de aquí cerca, hizo carrera en Ciudad de México; canciones como No sé tú o Te extraño lo hicieron famoso. Tocó con muchos de los grandes, entre otros, con el cubano Paquito d’Rivera y la peruano-mexicana Tania Libertad; Frank Sinatra y Elvis Presley adaptaron canciones suyas. En el museo nos hicieron una visita guiada y hasta nos invitaron a cantar un karaoke de Esta tarde vi llover.

    El pasado Maya

    No vimos llover esta tarde ni al día siguiente. Viajamos por un paisaje de la selva seca subhúmedasubhumider Trockenwaldselva seca subhúmeda, plano, sin muchos cambios, de un verde intenso, rumbo a Uxmal, ciudad maya y patrimonio cultural de la Unesco desde 1996, ubicada unos 75 km al sur de Mérida.

    Mapa de Yucatán

    Desde la selva nos da la bienvenida la pirámide del el adivino(hier) WahrsagerAdivino, que preside todo el recintoGeländeel recinto. Y tiene una particularidad: es el único edificio en todo el mundo maya con una base elíptica. No hay muchos visitantes, de forma que con toda la tranquilidad nos ponemos a explorar el lugar. Un conjunto de palacios con mosaicos impresionantes alrededor de una plaza grande les recordaba a los conquistadores españoles a un convento, por eso, al lugar lo llamaron el cuadránguloViereckCuadrángulo de las Monjas; contiene decoraciones maravillosas de Yum Chaac, dios del trueno, asociado con la lluvia, que era el más importante en Uxmal. La cuestión del agua era esencial para los pobladores de aquí, pues no había pozos. El el suministro de aguaWasserversorgungsuministro de agua dependía de la lluvia, por lo que cada casa tenía su cisterna particular para almacenarspeichernalmacenar el agua de la lluvia.

    Atravesando la cancha para el juego de pelota —existente en cada ciudad maya porque este juego tenía su función ritual— se llega a la Gran Pirámide. Nuestra recomendación: subir y disfrutar desde ahí el panorama. Y otra recomendación más: los que quieran quedarse hasta la noche tienen la ocasión de ver un espectáculo de luz y sonido.

    Uxmal significa “tres veces construida”; según los mayas, cada 52 años terminaba un ciclo y comenzaba uno nuevo, cuya buena suerte dependía de la construcción de una pirámide sobre una que ya existía. La ciudad fue abandonarverlassen; aufgebenabandonada en el siglo XI, no se sabe por qué. Un motivo quizás fue la sequía extrema de la zona. Las que sí se sienten a gusto aquí son las numerosas la iguana garroboGemeiner Schwarz-
leguaniguanas garrobo que se ven por todas partes.

    A diferencia de la tranquila Uxmal, Chichén Itzá, por su cercanía a las playas caribeñas de Cancún, Playa del Carmen y Tulum, es uno de los lugares mayas más visitados. Lamentablemente, desde hace años ya no se puede subir ni a la pirámide, ni al templo de los Guerreros, ni al observatorio. Sin embargo, la pirámide de Kukulkán —el dios creador del universo (en maya yucateco, “Serpiente EmplumadaGefiederte SchlangeSerpiente Emplumada”, el Quetzalcóatl de otras culturas del México antiguo)— ejerce su fascinación sobre el visitante. Cuatro escaleras, de 91 peldaños cada una, llevan a la cima. Arriba, uno más —en total, 365—, tantos como días tiene el año. Estamos maravillados de esta perfecta construcción, más aún teniendo en cuenta que los mayas edificaron todo esto sin conocer la rueda y sin la ayuda de animales de carga. Un dato especial: en los el equinoccioTagundnachtgleicheequinoccios, es decir, el 21 de marzo y el 22 de septiembre, se da, de forma natural y durante varias horas, en uno de los lados de la pirámide de Kukulkán un juego de luces y sombras que muestra la forma de una serpiente sagrada, como si bajara de las escaleras de la pirámide.

     

    Si quiere saber más sobre el viaje de ECOS a Yucatán, lea el reportaje completo en ECOS 06/22.

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.