FOLLOW US

 

    Comentarios del cuento "Desde el otro lado"

    INTERMEDIO
    Ecos 14/2020
    Club de lectura
    Von Lectores de ECOS

    Ya estamos recibiendo los primeros comentarios del cuento Desde el otro lado, publicado en Ecos 14 / 20. Nuestro lector Helmut Zippel hace las siguientes observaciones:

    “La responsabilidad de esa ruptura la tienen los dos protagonistas: por una parte él al no querer seguir con esa relación, y por otra parte ella, incapaz de resolver de una vez por todas esa relación sin perspectiva y no darse más vueltas, diciendo 'se acabó'.
    ¿Por qué no lo hace ni lo intenta? Me imagino varios motivos: los niños, algún remanente de sentimiento hacia él, luego su propio carácter, más bien patética en vez de ser realista.
    Así que ella va seguir su vida hasta posiblemente entender que la felicidad depende de ella misma y no hay que buscarla en otra persona (pareja).
    Aparte de ese comentario me gustaría dar una opinión personal, más allá de ese 'caso' (cuento) si eso cabe dentro del concepto del Club de lectura.
    Pienso que la tasa de ruptura de relaciones en muchos paises occidentales es muy alta (más todavía en Canarias donde vivo), lo cual a mi juicio es por falta de educación en ese ámbito, además de comportamientos adheridos, como machismo o roles tradicionales femeninos.
    Veo como remedio más eficiente una educación adecuada poniendo especial énfasis en alertar a las mujeres de ser más prudente antes de comprometerse en una relación, ante peligros como abandono, maltrato y violación".

    Saludos, Helmut.

    Y esta es la respuesta de la autora de la historia, Virginia Azañedo:

    Estimado sr. Zippel, querido lector Helmut:

    Me encanta su comentario, ¡ojalá al club de lectura se siga apuntando gente como usted!

    En primer lugar gracias por leernos, en segundo me disculpo por los días que he tardado en responder (asuntos personales me han alejado, por desgracia, de mis queridas teclas). Pero ya estoy aquí dispuesta a comentar su opinión.  

    Le decía que me encanta su comentario porque exactamente esa reflexión es la que yo quería provocar ¿porqué seguir en una situación (soñada o real) en la que aparentemente las cosas fallan? Ella parece una mujer (trabajo) emancipada con un nivel cultural, y sin embargo, se mantienen los roles, se mantienen las estructuras sociales…

     Lo cierto es que ni en España, ni en Alemania (yo también he vivido las dos culturas) es tan fácil romper, ni para ellos, ni para ellas. No se trata sólo (en mi opinión) de una cuestión económica, que también, ni cultural… los miedos, al fracaso, a la incertidumbre, a salir de nuestra zona de confort, a nosotros mismo, a resultar “patética o patético”, la costumbre (olores, sensaciones que nos hacen sentir que todo va bien), nos llevan a mantener situaciones insostenibles. A lo mejor como usted, bien dice, lo mejor sería educar, la pregunta es ¿cómo? Se están haciendo en las redes buenas campañas.

     Mi cuento, quería ir un poco más allá, la mezcla del sueño (irreal) con la realidad, era un punto muy importante. Y este punto abre toda una serie de preguntas ¿ha pasado lo que he leído?, ¿va a pasar? ¿la vida da una oportunidad a la protagonista?, ¿quién es él -porqué esconde dinero-?, ¿le conoce ella en realidad (su inconsciente parece que sí)? ¿Esta historia será? ¿O nunca ocurrirá (en este caso, nosotros sabemos que estas historias ocurren a diario)?… Con estas preguntas pongo la historia en sus manos/mente.

     Ella, la protagonista, además escucha (otro elemento inconsciente - realidad) la canción de Adele, Hello, (de ahí el título del cuento: Hello from other side). Que juega con la idea de “ir hacia el otro lado -cruzar, en español-” es decir romper y traspasar las fronteras de lo establecido (romper un matrimonio) y la propia historia de la canción, una chica arrepentida de haber roto con su pareja. Dos ideas ¿contradictorias? De nuevo todo es fácil y difícil al mismo tiempo. Real e irreal. Como la vida misma, ¿no?

    Un saludo y gracias,
    Virginia Azañedo

     

    Neugierig auf mehr?

    Dann nutzen Sie die Möglichkeit und stellen Sie sich Ihr optimales Abo ganz nach Ihren Wünschen zusammen.