Rossy de Palma: Más que una Chica Almodóvar

    AVANZADO
    Rossy de Palma, Schauspielerin, Designerin, Musikerin und Schriftstellerin
    Von Janina Pérez Arias

    La la efervescencia(hier) überschäumendes Temperamentefervescencia de Rossy de Palma (Palma de Mallorca, 1964) es altamente contagianteansteckendcontagiante. Gesticula a más no poder(ugs.) soviel sie kann, nach Leibeskräftena más no poder, aderezar(hier fig.) würzenadereza con dramatismo y comicidad sus frases en el momento adecuado. Reconocida como una de las musas de Pedro Almodóvar, lideraba un grupo de punk rock cuando España salía del el oscurantismoObskurantismusoscurantismo imponer(hier) aufzwingenimpuesto por los años de dictadura franquista. Era el tiempo de La Movida madrileña, en donde también se destacó como una de sus representantes.

    A Rossy de Palma le mueven muchas pasiones, por eso afirma que en ella conviven en disputa eterna muchas Rossys: la actriz, la escritora, la diseñadora, la modelo, la cantante, la la agitadora artísticakünstlerische Impulsgeberinagitadora artística.
    Recogemos aquí un extracto de la entrevista con Rossy de Palma en el que reflexiona sobre la situación de la mujer, feminismo y el paso del tiempo.

    Debutó como actriz de cine de la mano de Pedro Almodóvar en La ley del deseo (1987), pero fue en Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988) donde obtuvo más popularidad. La colaboración con el director manchego ha sido muy fructífero/afruchtbarfructífera: ¡Átame! (1990), Kika (1994), La flor de mi secreto (1995), Los abrazos rotos (2009), hasta la más reciente Julieta (2016). Además de trabajar con otros directores españoles tanto en películas como en series, de Palma también ha incursionarsich versuchen inincursionado con éxito en el cine francés, italiano y anglosajón.

    Ecos: ¿Cómo percibes el puesto de las mujeres en el ámbito cultural y social?
    Rossy de Palma: Me interesan las mujeres, es mi gran fuente de inspiración. Creo que ahora mismo las mujeres debemos reflexionar, sin quejarnos ni victimizarnos. Más bien debemos descubrirnos, porque siempre tenemos tiempo para la familia, para la sociedad, pero nunca hallamos el tiempo para nosotras mismas. Por eso es necesaria una la introspecciónInnenschauintrospección creativa, para abocarse a(fig.) zusteuern auf, kommen zuabocarnos en la creación de cosas que nos gustan, demostrar las capacidades maravillosas que tenemos.

    Ecos: ¿Te consideras feminista?
    Rossy de Palma: Claro que lo soy, pero me gustaría que las personas no tener dependencia del géneronicht vom Geschlecht abhängenno tuvieran dependencia del género. Para mí, ahora mismo el feminismo es como una chaqueta estrecha que ya no me la puedo poner; es una palabra que reduce y con la que se pierden los objetivos. Tenemos que inventar nuevas palabras para expresarnos, como “sororidad”, que se refiere a la solidaridad entre las mujeres, y es la solidaridad entre nosotras lo primero que debemos defender y practicar.

    Ecos: Te has convertido en una figura icónica, ¿cómo percibes el paso del tiempo?
    Rossy de Palma: La curiosidad me mantiene joven. A medida que me hago mayor, más cercana me siento a la chica que fui. ¡Y eso es algo mágico! A pesar de haber vivido tanto, aún me siento ingenua y que conservo la capacidad de sorprenderme. Esas son cualidades propias de la infancia y de la juventud que me mantienen fresca y joven.

     

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Beitrag stammt aus der Zeitschrift Ecos 3/2019. Die gesamte Ausgabe können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es die Zeitschrift auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >