La familia Pérez: El viaje en tren

    INTERMEDIO
    Alaris Zug in Spanien
    Von Covadonga Jiménez

    Starten Sie den Audio-Text

    Mit dem Audio-Player können Sie sich den Text anhören. Darunter finden Sie das Transkript.

    Coco, la amiga alemana de Pepín, está pasando unos días con la familia Pérez. Mañana es su cumpleaños y quiere celebrarlo con Pepín en su casa de veraneo, en Alicante. Roberto y Marta se quedan en Madrid trabajando.

    Marta: A ver, Roberto, ¿has comprado ya los billetes de avión para los chicos?

    Roberto: Pues no… No encuentro billetes baratos para mañana. Sólo quedan los más caros, el resto ya están vendidos. Es que a estos “el niñatoRotznase, Göreniñatos” se les ocurren las cosas de repente… ¡Pepín, Coco, venid un momento!

    Pepín: Estamos haciendo la mochila para el viaje, ¡no nos molestéis!

    Coco: Pepín… no seas bordesei nicht so garstigno seas borde. Sí, sí, ya vamos… Venga, pesado… deja el móvil.

    Roberto: Pepín, no te pases ni un pelo, a mí no me hablas así, ¡eh! ¿O prefieres quedarte en Madrid, en vez de ir con Coco a Alicante?

    Marta: ¿Que están haciendo la mochila? Anda, que me extraña. Estos tener más cuento que Callejadie erzählen/lügen viel, wenn der Tag lang isttienen más cuento que Calleja; seguro que estar enganchado/a aabhängig sein vonestán enganchados a las redes sociales mandando likes a diestro y siniestro(ugs.) kreuz und quera diestro y siniestro. Hombre, el “el Dúo PimpinelaDúo Pimpinela (argentin. Gesangsduo der 80er-Jahre)Dúo Pimpinela”, ya está aquí.

    Pepín: Te he oído, mamá, y no estamos enganchados a las redes, ni somos eso que nos has llamado. Coco me está ayudando a encontrar ropa limpia. Como tú no me has lavado nada, sólo puedo llevar un bañador, un el chándalTrainingsanzugchándal y una la chupaJackechupa.

    Coco: No importa, Pepín… llévate la ropa sucia, y allí la lavamos. Se seca pronto.
    Marta: ¡Ah!, muy buena idea, Coco… Pepín, ya te dije que no entraba en tu habitación hasta que no la recogieras y llevaras la ropa al cesto… Es por cuestiones higiénicas; me da miedo contagiarse desich anstecken mitcontagiarme de alguna enfermedad rara; lo entiendes, ¿no?
    Roberto: Vale, vale… vamos al grano(ugs.) kommen wir zur Sachevamos al grano, Marta. Luego sigues con el el sermón(hier, ugs.) Standpaukesermón. A ver, chicos: ¿podríais  retrasar vuestro viaje a Alicante? No hay billetes de avión para mañana.
    Coco: ¡Oh! Es que mañana es mi cumpleaños, y mis padres y mis amigos me han preparado una fiesta. Mi familia se pondrá triste si no voy.
    Pepín: Mañana nos vamos a Alicante como sea, papá: en autobús, en tren o nos vamos a dedowir trampena dedo.
    Marta: ¡A dedo, ni se os ocurra.…! ¡Os vais en tren! Seguro que hay billetes, y si no hay de la clase turistaTouristenklasseclase turista, habrá de la clase preferenteErste Klasseclase preferente… Roberto, la seguridad de los chicos ante todo.
    Roberto: Vale, pero la próxima vez espabilarse(ugs.) sich aufraffenespabilaros un poquito, y avisad con tiempo. Que sois mayores para unas cosas, y para otras, en cambio… tocarse el bolo(ugs.) nichts tunos tocáis el bolo.
    Coco: ¿Qué es el bolo?, Pepín…
    Pepín: Nada, cosas de mi padre. Oye, me mola mucho(ugs.) ich find es geilme mola mucho ir en tren. No necesitáis acompañarnos a la estación. Coco y yo apañarse(ugs.) zurechtkommennos apañamos solos.

    Al día siguiente, Pepín y Coco llegan a la estación de trenes y quieren comprar los billetes a Alicante. Y lo consiguen en el último momento.

    Pepín: Coco, ¡qué suerte hemos tenido!, los últimos billete que quedaban para el AVE a Alicante que sale ahora mismo…. ¡Uff!, deprisa, Coco, que está en marcha, que no llegamos.

    Pepín y Coco se montan, las puertas del tren se cierran y se pone en marcha.

    Pepín: ¡¡qué pasada!(ugs.) Wahnsinn!, so was!Qué pasada! ¡Lo conseguimos! ¡Adrenalina pura! A ver, tenemos los asientos 63 y 64. Anda, están ocupados. Perdonen, estos son nuestros asientos. Tenemos los billetes.

    Hombre: ¿Vuestros asientos?, qué raro… voy a mirar nuestros billetes. (…) Sí, mira, ¿ves? Aquí: AVE a Valencia, asientos 63 y 64. ¿Me dejas ver tus billetes?

    Coco: ¿Ha dicho el AVE para Valencia? ¿No estamos en el AVE que va a Alicante? ¡No! Pepín, ¿qué hacemos ahora? Podemos bajarnos en marcha y hacernos un selfie… Broma.

    Pepín: ¡Mierda! Bueno, nos podemos bajar en la siguiente, pero tendremos que pagar el doble. ¡Como se enteren mis viejos, me van a crujir(ugs.) schimpfencrujir…!

    Coco: Entonces, no nos bajamos. Vamos hasta Valencia, vemos la ciudad, y después tomamos un autobús que nos lleve a Alicante. Y ni tus padres ni los míos se enteran de nada, ¿qué te parece? Y si se enteran nos perdonarán seguro, porque como es mi cumple...

    Pepín: ¡Genial, Coco! Pues ya tienes mi regalo de cumpleaños, una escapada a Valencia.

    Coco: ¡¡qué morro!(ugs.) ganz schön dreist!Qué morro, Pepín!, pero el regalo incluye también ir de tiendas, ¿no?

     

    Otros diálogos de la familia Pérez:

    Los encargos de la abuela

    El paquete misterioso

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Titel stammt aus dem Audio-Trainer Ecos Audio 7/2017. Den Audio-Trainer können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es Ecos Audio auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >