Isabel Coixet: "No haces nada en la vida sin sueños"

    AVANZADO
    Die spanische Filmregisseurin und Drehbuchautorin, Isabel Coixet.
    Von Janina Pérez Arias

    Son muchas las historias que ha contado Isabel Coixet (Barcelona, 1960). En la mayoría, el espectador termina mojado de pies a cabeza en sus propias lágrimas, extasiado/averzücktextasiado ante la belleza de las imágenes, emocionado. Coixet sabe cómo tocar la fibra(fig.) den Nerv treffentocar la fibra del público, escogiendo siempre los caminos más difíciles, los menos obvios. Aunque muchas de sus películas han sido rodadas en inglés, Isabel Coixet es una de las referencias de la cinematografía española.

    Con su más reciente película La librería alzarse comosich zeigen als, erscheinen alsse alzó como la gran ganadora de los Premios Goya 2018 (el Oscar español). La película cautivar(fig.) fesselncautivó al público y a la crítica. La historia cuenta la vida de una mujer, que tenía el sueño de montar una librería en la la campiña(hier) Landcampiña inglesa en la época de postguerra, e hizo lo imposible para hacerlo realidad. En sueños y luchas, Isabel Coixet también es una experta, tiene mucho para contar, y no se trata de una mera ficción.

    Nació en Sant Adrià del Besós, Barcelona, en 1960. Al mundo del cine entró por su abuela, quien era taquilleraKartenverkäuferintaquillera en una sala de cine. a falta demangelsA falta de escuelas de cinematografía, estudió Historia, y tras graduarse se dedicó a la publicidad y a hacer críticas de cine, pero su idea fue siempre hacer películas. Entre sus 17 largometrajeSpielfilm, Langfilmlargometrajes figuran Mi vida sin mí (2003), La vida secreta de las palabras (2005), Elegy (2008), Learning to Drive (2014), y la más reciente, La Librería (2017). Isabel Coixet tiene una hija y vive en Barcelona.

    Ecos: A pesar de ser uno de los grandes nombres del cine español, se enfrenta con dificultades para realizar una película.  ¿Qué se siente al ganar esas batallas?

    Isabel Coixet:  Soy el tipo de persona que se alegra durante cinco minutos, y luego paso a otra cosa. No regodearse(ugs.) sich ergötzen, schwelgenme regodeo durante un tiempo prolongado en esa sensación de felicidad, aunque estoy consciente de que se trata de algo extraordinario. El negocio del cine es como una la montaña rusaAchterbahnmontaña rusa, a veces gusta lo que haces, otras fracasas, o haces un buen filme pero a la gente no le gusta. Estoy acostumbrada, la verdad.

    Ecos: Su más reciente filme, La librería, trata de una mujer que perseverar enbeharren aufpersevera en hacer realidad una idea. ¿Cree que aún se puede soñar?

    Isabel Coixet: No lo sé (reflexiona). la codicia(Geld-)GierLa codicia y la estupidez dominan el mundo, tanto en el pasado como en nuestros tiempos. Pero no haces nada en la vida sin sueños, sin inspiración, sin albergar(hier) hegenalbergar el pensamiento de que puedes lograr algo que parece fuera del alcance de tu manounerreichbarfuera del alcance de tu mano. Tomando en cuenta mi procedencia, yo no tenía ningún chance de convertirme en directora de cine. Provengo de una familia de clase trabajadora, de hecho yo fui la primera de toda mi familia en asistir a una universidad. Desde los cuatro años de edad soñaba con ser directora de cine, pero parecía que no tenía ninguna posibilidad. No obstante lo logré, y eso fue porque fui lo suficientemente ingenuo/anaivingenua como para decirme a mí misma: “Sí lo voy a conseguir”.

    Ecos: ¿Qué le llevó a adaptar la historia de una mujer que adora los libros en una época en la que se quiere restar importanciaBedeutung herunterspielenrestar importancia al hábito de la lectura?

    Isabel Coixet: Cuando leí la novela de Penélope Fitzgerald (The Bookshop, publicada en 1978), me enamoré. Personalmente soy una lectora empedernido/a(ugs.) leidenschaftlichempedernida, desde muy pequeña suelo leer todo lo que cae en mis manos. Sin embargo, cuando leo no es que esté buscando conscientemente material para una película, porque por lo general escribo historias originales. En La librería había algo que quise explorar, que me pareció muy conmovedorbewegend, rührendconmovedor, además me identificaba mucho con la figura principal. Yo sé que el mundo hoy en día va en otra dirección, y cuando la gente dice que tanto los libros como los lectores estar en extinciónim Aussterben begriffen seinestán en extinción, siempre digo que quienes van a salvarlos a ellos de su desaparición son precisamente las personas que van a las librerías y las que leen.

     

    Otras entrevistas en Ecos:

    Elia Barceló. El color del silencio

    Pedro Pascal, entre Narcos y La Gran Muralla

    Dos actrices y un estilo

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Beitrag stammt aus der Zeitschrift Ecos 8/2018. Die gesamte Ausgabe können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es die Zeitschrift auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >