Colombia: el peligro de querer quedarse

    INTERMEDIO
    Magdalena Schmölzer in Medellín

    El verano pasado viajé a Colombia. Si pienso ahora en el país, puedo escuchar todavía el el vallenatokolumbian. Musikformvallenato que sonaba por las calles, oler el aire caribeño y sentir el sol colombiano.

    Cuando vivía en España conocí a varios colombianos que me contaron mucho sobre su país, sobre su cultura y sus costumbres. me sentí muy 
atraído/aich fühlte mich sehr angezogenMe sentí muy atraída por todo aquello y quería conocerlo. Por casualidad, una amiga mía deEslovaquiaSlowakei Eslovaquia tenía el mismo deseo y, por lo tanto, decidimos cumplir(hier, Wunsch) erfüllencumplirlo.

    Tuvimos la oportunidad de trabajar por dos meses en una la ONGNGO, NichtregierungsorganisationONG llamada “Colombia sin fronteras” en Santa Marta, una ciudad caribeña, al norte del país. Allí dimos claseswir gaben Unterrichtdimos clases por las tardes, en las que hicimos actividades culturales con los niños que venían a la ONG después de la escuela.

    Colombia ofreceinnumerableunzählig innumerables cosas que hacer. Tiene de todo: selvas, desiertos, playas hermosas, ciudades impresionantes, atracciones naturales… pero, en mi opinión, destaca sobre todo por su cultura extraordinaria y su gente acogedorgastfreundlichacogedora. Durante nuestra la estanciaAufenthaltestancia, visitamos varias ciudades. Al llegar, nos quedamos unos días en Bogotá. La capital tiene la fama(fig.) Ruffama de ser una metrópolis un poco agitado/ahektischagitada. A mí, en cambio, me pareció bastante tranquila, y me gustó sobre todo la vista sensacional desde el Monserrate. En la costa caribeña, conocimos Minca, Barranquilla y Cartagena de Indias. Cartagena es una ciudad muy especial. Sus edificios coloridos de estilo colonial y sus lindas calles impresionan a primera vista. Cerca de Santa Marta se encuentra el Parque Nacional Tayrona. Este parque es un verdadero paraíso. Tiene playas preciosas, muchos el senderoWanderwegsenderos y un ambien­te tan relajante que realmente vale la pena quedarse unos días.

    En agosto se celebra la la Feria de las FloresBlumenfest, BlumenmesseFeria de las Flores en Medellín. Estuvimos casi una semana en la ciudad e hicimos turismo en los alrededores de la zona. Medellín se diferencia culturalmente en muchos sentidos de la región caribeña y de Bogotá. De nuestros amigos “paisas” (habitantes de Medellín) aprendimos mucho sobre sus costumbres y sobre su forma de ser. Al final de nuestra estancia, hicimos otro viaje al Desierto de la Guajira. El paisaje de la Guajira es simplemente sensacional.   

    Ya ven que mi viaje a Colombia fue una experiencia única. Aprendí mucho sobre la cultura colombiana y sobre un país que me ha cautivar(fig.) fesselncautivado. Un amigo me dijo una vez: “Los que vienen a nuestro país, se quieren quedar”. Lamentablemente, no me pude quedar; pero estoy segura de que algún día volveré.

    Otros cuadernos de viaje para leer y escuchar:

    Mi viaje a Cuba empezó en Burghausen

    Un curso de español en Nerja

    ¡Cuba, vaya isla!

     

    Cuadernos de viaje ist eine Rubrik für Sie, liebe Ecos- Leser, und für Ihre wichtigste Erinnerung an eine Reise durch eines der spa­ni­schsprachigen Länder. Cuadernos de viaje ist auch die Gelegenheit, einen Text in spani­scher Sprache zu verfassen. Jeden Monat er­scheint ein Beitrag auf dieser Seite, während gleichzeitig in Ecos audio und Ecos Online weitere Leser zu Wort kommen. Alle Leser, die in dieser Rubrik mitarbeiten möch­ten und deren Mutter­sprache nicht Spanisch ist, können uns ihren Text sowie ihre persönlichen Daten und drei Fotos von der Reise schicken.

    Bitte schicken Sie uns alles an:

    Spotlight Verlag, ECOS,

    Fraunhoferstr. 22,

    82152 Planegg

     

    oder per E-Mail an

    ecos@spotlight-verlag.de,

    Stichwort “Cuadernos de viaje”

    Der Artikel sollte nicht länger als 30 Zeilen sein. Die Ecos-Redaktion wählt die zur Veröffentlichung bestimmten Texte aus.

    Neugierig auf mehr?

    Dieser Beitrag stammt aus der Zeitschrift Ecos 3/2017. Die gesamte Ausgabe können Sie in unserem Shop kaufen. Natürlich gibt es die Zeitschrift auch bequem und günstig im Abo.

    Werbung
    <
    >